Cerro de los Siete Colores, Quebrada de Humahuaca, Purmamarca, Jujuy (Argentina)

martes, 24 de marzo de 2015



SOBRE EL GOLPE DE ESTADO DEL 24 DE MARO DE 1976

Por Sergio Daniel Aronas – 24 de marzo de 2015


Con el golpe de estado del 24 de marzo de 1976, la dictadura fascista y terrorista cumplió el gran objetivo de las clases dominantes de destruir el poderío de los trabajadores argentinos con la represión más salvaje nunca vista y que se inició esa misma fatídica madrugada y no dejaron de matar hasta que se fueron.

La dictadura militar que instaló por expreso pedido de las cámaras empresarias, de la oligarquía terrateniente, el capital extranjeros representados por su empresas multinacionales, bancos, financieras, acordaron implantaron la ley marcial, la pena de muerte, el toque de queda, el estado de sitio, suprimieron la Constitución Naciones y las fuerzas armadas en su conjunto: ejército, marina y aviación se hicieron dueños de la República y tomaron el control operacional de los principales lugares como aeropuertos, puertos, rutas, caminos, puentes y todas la vías de acceso.  Por primera vez en la historia, las tres fuerzas armadas participaron en forma unificada y al mismo tiempo en el derrocamiento de un gobierno constitucional en la Argentina, ya que en los anteriores lo realizaba una o dos fuerzas a la que unían las dos restantes o la que quedaba. En este golpe, las participaron en forma conjunta y se distribuyeron los puestos de mando.

Impusieron el horrendo estatuto para el Proceso de Reorganización Nacional que fue el nombre adoptado por la criminal Junta Militar a su genocidio bajo el amparo de los Estados Unidos con Henry Kissinger como principal consejero en el plano internacional. Justamente Kissinger el civil devenido en el mayor criminal de guerra de la historia con sus siniestros pasados en los bombardeos de Vietnam, Laos, Camboya, en el derrocamiento de Salvador Allende en Chile y otros sucesos que forman la execrable foja de servicios de este hombre que no puede salir de su país.

La siniestra dictadura intervino en los sindicatos, disolvieron la CGT, prohibieron los partidos políticos, cerraron el Congreso, las cárceles se llenaron de presos políticos y crearon una vasta de red centros clandestinos de detención en todo el país, llenando de torturas a miles de ciudadanos de todas las edades y de todas las actividades, hombres, mujeres, niños y ancianos sometidos a brutales tratamientos con un sadismo peor que los nazis, lo cual es mucho decir.

Se repartieron como botín de guerra los canales de TV, las radios y las gobernaciones e intendencias provinciales. Establecieron el feriado bancario, financiero, bursátil, judicial, artístico, deportivo, educativo, paralizando toda actividad en la Argentina durante la primera semana del asalto al poder, paralizando todo movimiento en la Argentina.

Se inicia la época del endeudamiento externo exponencial, la apertura importadora, el cierre de muchas empresas grandes, medianas y pequeñas generando un elevado desempleo, hambre y miseria en todo el país. Los bancos, las grandes empresas, la Sociedad Rural y sus socios festejaban la nueva era del terrorismo de mercado, con la sangre de 30.000 compatriotas y todavía hay energúmenos que discuten esta cifra como los revisionistas del holocausto.

Los cambios estructurales en la organización económica de la Argentina llevada a cabo por la dictadura, sentó las bases de todos los males que vinieron en los años ’90 y que aun perduran con la nueva política neoliberal al extremo que terminó explotando en diciembre de 2001 y hoy uno de esos culpables como ideólogo de esas ideas cavernícolas como el fue el FMI, sigue prestando sus notables conocimientos a los países periféricos de la eurozona como Grecia para decirles que tienen que seguir pagando la deuda externa mediante la puesta en marcha de un ajuste estructural tan demencial que hasta las columnas del Partenón se pueden derrumbar.

Las clases dominantes asociados en esas cámaras empresarias, junto con la Sociedad Rural, la cúpula de la Iglesia Católica que los bendijo, celebraron el golpe de estado, rindieron homenaje a los militares en las exposiciones de la Rural de aquellos años, con fuerte aplausos de las damas que con sus capelinas y perfumes importados, disfrutaban del nuevo despilfarro que su antiguo fundador los Martínez de Hoz les servían en bandeja.

Y no tuvieron peor idea para perpetuarse en el poder que reconquistar las Malvinas, enfrentándose no sólo a Gran Bretaña sino a toda la OTAN en pleno y cuando tuvieron la oportunidad de ver si servían para algo, como defender nuestra soberanía en el campo de batalla, fueron pésimos en la conducción de la guerra. Salvo honrosas excepciones de los pilotos navales y aéreos y de los oficiales del ejército de baja graduación (básicamente sargentos, tenientes, subtenientes) que junto a los soldados conscriptos en el frente pelearon como leones y murieron como valientes que hasta los ingleses reconocieron que fue así, pero no los mariscales de la derrota. 

Todas las naciones del mundo reconocieron a la dictadura, con excepción de Cuba. Desde los Estados Unidos hasta la Unión Soviética y los demás países socialistas del este de Europa.

Me acuerdo perfectamente que ese día del golpe se transmitió en vivo y en directo el partido de la selección nacional de fútbol contra Polonia y todos nos quedamos en casa mirando el 2 a 1 y sin percatarnos del desastre que se venía.

Esta fue la dictadura cívico militar genocida que en 7 años destruyó la Argentina pero tenemos un país tan fuerte que sigue vivo y luchando como puede y un pueblo que no se olvida de sus verdugos..    

miércoles, 18 de marzo de 2015


GRAVES ERRORES DE HISTORIA DEL CANCILLER POLACO

Por Sergio D. Aronas – 17 de marzo de 2015

El canciller de Polonia Gregorz Schetyna ha declarado que “El campo de Auschwitz fue liberado por ucranios”, (Polskie Radio 1, 21/1/15), porque de acuerdo a su “investigación”, el primer tanque que entró en dicho campo de exterminio lo conducía un soldado de origen ucraniano que pertenecía al Primer Frente de Ucrania. A este señor habría que decirle que si bien, la gran mayoría de los combatientes soviéticos fueron rusos, es importantísimo recordarle al canciller polaco que pelearon y vencieron los ciudadanos de las 15 Repúblicas que formaban la URSS y que gracias a esa unión indestructible de pueblos dirigidos por el Partido Comunista resistió la agresión fascista, contraatacó con todas las fuerzas disponibles y venció en esa guerra para conocimiento del Sr. Canciller. Por otro lado, la derrota y la rendición polaca hizo que se quedara sin ejército, de manera tal, que la reconstrucción de la fuerza militar terrestre de Polonia se forjó con la división Kosiuzcko integrada por soldados polacos armada y  entrenada en la URSS y también pelearon bravamente por liberar a su país de dominio nazi.

Al señor canciller habría que refrescarle su olvidadiza memoria, mostrándole los libros y los mapas de la guerra de la época donde el Estado Mayor General del Ejército Soviético que tenía como jefe supremo a Josef Stalin, creaba los frentes de guerra por las ubicaciones geográfica y los objetivos de las fuerzas de combate en virtud de la estrategia, táctica, a los objetivos operacionales y resistencia de guerra a los invasores alemanes y no por criterios nacionalistas o por razones de nacionalidades.

Lo que evidencia el señor canciller polaco es su odio a los soviéticos quienes liberaron no sólo Auschwitz y Polonia sino toda Europa Oriental llegando hasta Viena, ciudad que tiene un monumento al primer tanque soviético que entró para su liberación.

Todo esto forma parte de la gran campaña que se está preparando en este 70º aniversario de la Gran Victoria para minimizar y ocultar el decisivo papel que desempeñó y el lugar histórico universal que tuvo la Unión Soviética en la derrota de la Alemania nazi. Pero qué se le va a hacer. El Sr. Canciller se sentará cómodamente en su butaca del cine para ver la última versión de Hollywood con un filme sobre la guerra con Brad Pitt como protagonista principal con una trama absolutamente inexistentes sobre hechos que no sucedieron jamás, donde un pelotón de valientes soldaditos estadounidenses llegan a destruir la maquinaria bélica alemana en el mismo corazón de Berlín, en una lucha donde los buenos de los yanquis tiran balas y los malos nazis tiran porotos. En honor a la verdad no se puede mentir tanto en pleno siglo XXI. Recuerden que Don Abraham Lincoln tiene una famosa frase sobre el cuidado que debe tenerse en esta cuestión de la mentira y que el Sr. Canciller debería repasar cuidadosamente cuando llegue el 9 de mayo.

martes, 17 de marzo de 2015



ECONOMISTAS DEL DESASTRE SIGUEN HABLANDO EN LA  ARGENTINA

Por Sergio Daniel Aronas – 16 de marzo de 2015

“En interés de lo que le agrada denominar riqueza de la nación, busca artificios para asegurar la pobreza del pueblo- A partir de ese momento, su coraza de sofismas apologéticos se desprende fragmento por fragmento, como una madera podrida”

Karl Marx. El Capital. Tomo I (1867), Cap. XXXIII,
página 745. Edición Cartago-México, 1983


Esta idea que Karl Marx tenía sobre los economistas, es la misma sensación que sentimos cada vez que hablan o escriben, estos sicofantes del capital y que se les mueva un pelo, siempre y cuando los tengan.

En la edición del día domingo 15/03/2015 del diario Clarín, la más importantes, representativa y emblemática empresa del más poderoso holding argentinos de medios de comunicación masivos, publican una nota dedicada a la herencia económica que va a dejar el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner quien siguió a su difunto marido Néstor Kirchner en la presidencia de la Nación y vienen gobernando la Argentina en forma continuada desde hace 12 años. 

Nadie duda de que los problemas políticos, económicos, financieros, sociales de la Argentina son muchos y graves, por cierto, aunque el gobierno trate de taparlos o minimizarlos mediante la telaraña y la acrobacia estadística y la construcción de un discurso que muchos se lo creen, pero no nosotros.

Está bien que se convoque a supuestos “expertos” en las cuestiones económicas y financieras para que den su opinión, diagnóstico, mediante los cuales interpreten a su manera de ver cómo y porque se dan esos problemas y qué soluciones pueden aplicarse y mása en este 2015 que es un año electoral en al que elegirá nuevo presidente de la República Argentina.

Lo que llama poderosamente la atención es la este medio Clarín llame a una banda de fracasados expertos y de tan expertos que son, por los títulos, máster, doctorados y MBA que tienen al mostrar  sus pergaminos, que aun con todo eso, fueron los que llevaron a la  Argentina a una de sus crisis más catastróficas que jamás hayan conocido nuestra historia reciente.

Los problemas que tenemos son el fuerte endeudamiento que el gobierno calla y disimula porque cuando se conozcan las verdaderas cifras, muchos se van a agarrar la cabeza; tenemos el problema de la inflación por el aumento incesante de los precios debido a la estructura monopólica y oligopólica de muchas industrias formadoras de precios y que tiene la vergonzosa responsabilidad de ese aumento de precio y que no quieren reconocer; los problemas del empleo tanto del legal en blanco como del ilegal no registrado que nunca pueden combatir y disminuir; la crisis de muchas economías regionales que son el primer motor de la actividad productiva en muchas provincias del país como la frutihortícola en la valle de Río Negro; el azúcar en Salta y Tucumán por la fuerte caída de los precios internacionales para la exportación; la crisis algodonera en la provincia del Chaco y Santiago del Estero; la industria pesquera en Mar del Plata; y sobre todo la minería a cielo abierto. Estas son algunas de las que más sufren los efectos de la crisis del comercio exterior; los problemas de los salarios que no alcanzan y la increíble tozudez del gobierno de mantener a los trabajadores que ganan por encima del mínimo no imponible a que tributen el impuesto a las ganancias, una bestialidad tributaria inconcebible en estos tiempos. También están los problemas de la pérdida de mercados del comercio exterior, por la caída de los precios de muchos bienes destinados a satisfacer y cubrir la demanda de las empresas y consumidores extranjeros; el enfrentamiento con los fondos buitres, el crecimiento de la deuda pública. Estos son algunos de los problemas más acuciantes que tenemos en la Argentina. El gobierno hace lo que puede dentro de su programa de inclusión social que no resuelven los problemas y como este es su último año de gobierno y aun no tiene resuelto quiénes serán sus herederos da la impresión que no tiene un rumbo claro. Ahora si tengo que elegir entre lo que dice y hace este gobierno que se va y la propuesta de estos economistas del desastre, me quedo con las ideas del gobierno aunque no me gusten muchas de ellas.

Veamos quienes fueron los “amigos del pueblo” (esa frase de Lenin de su famoso libro de su impresionante tomo I de sus obras completas. Hoy hay que leer más a Lenin y volver a su metodología que aguantar el discurso de los neofascistas de mercado). Haremos mención muy breve pero contundente de su paso por la función pública y que patrióticos fueron su actos defendiendo el patrimonio del estado argentino.

Aquí va la lista:
:
1) José Luis Machinea, el tipo que decretó la rebaja de un 13% de los sueldos a los empleados y jubilados y atreve a hablar de política económica. Fue el que llevó a cabo la gran estafa del blindaje financiero con el FMI aconsejado por David Mulford quien debe disfrutar en algún paraíso los millones de dólares que le regalaron como comisión de descomunal desfalco. Por su brillante actuación como Ministro de Economía en el desastrosos gobierno de la “Alianza” lo nombraron Secretario General de la Cepal y desde ahí, asumiendo insólitas defensas de lo público,  la educación, la salud, se hacía el izquierdoso presentándose con un discurso que no toleraba ya que tenía hablar y escribir  contra la pobreza y la miseria que contribuyó a agrandar de manera notable en nuestro país.

2) Juan Llach, viceministro de economía del menemato cuyos resultados pasaron a la historia con el desempleo masivo del 25% y la destrucción de empresas y economías regionales. Apoyo y defendió todo el plan económico de Domingo Cavallo en sus años como viceministro de Economía y lo vuelven a convocar para que nos diga que tiene que hacer el gobierno. Como ministro de Educación de la Alianza fue un desastre y en menos de un años tuvo que renunciar porque fracasó en todos sus proyectos y se peleó con todo el mundo educativo: con los gremios, con los rectores de las universidades, con los ministros provinciales, con las empresas a las que no logró convencer para que aportes financiamiento de proyectos educativos. Defendió con honestidad sus ideas que no eataban en la línea con el gobierno de entonces y un dato relevante de esto es que no pudo ni siquiera forma su propio equipo de colaboradores en el ministerio. Su error principal fue ver toda a la educación a través del prisma de los números, del gasto y cómo reducirlo.

3) Roque Fernández, presidente del BCRA y ministro de Economía del menemato, fue procesado por administración fraudulenta de los fondos públicos por la liquidación del banco Feigin. Gracias a la injusticia que nos gobierna, fue absuelto. Como economista ultraliberal estuvo en casi toda la presidencia de Carlos Menem con Cavallo como Ministro de Economía sosteniendo vivamente los planes económicos de la década trágica de los noventa basado en la convertibilidad, las privatizaciones, la apertura y la destrucción de empleos y trabajos. Fue de los grandes teóricos que promovían y siguen promoviendo la “independencia” del Banco Central y por nuestra historia sabemos adónde conduce. Durante su gestión se inició una recesión de una profundidad gigantesca donde la misión del FMI encabezada por la recordadísima Teresa Ter-Minasian recomendó un violento ajuste que contó con el apoyo del Dr. Roque Fernández quien se presentaba como un supuesto opositor pero que debajo de la mesa avalaba los planes del FMI. Y a pesar de todo sigue hablando…

4) José Remes Lenicov, ministro de Economía de Duhalde en 2002 y cerebro de la devaluación asimétrica del 300% que salvó la deuda en dólares de las grandes empresas que fueron pesificadas y hundió los salarios de todos los trabajadores. La salida de la convertibilidad, luego de 11 años de vigencia, terminó explotando a la economía argentina y plan aplicado fue en resumidas cuentas un salvataje a todas las grandes compañías industriales, bancos y exportadores que tenían sus deudas en moneda extranjera. El gobierno que tuvo que hacerse cargo de esas dudas, se vio obligado a reimplantar las retenciones a las exportaciones agropecuarias que hicieron trinar a los mercaderes de los granos y a los dueños de las tierras argentinas.

5) Javier González Fraga quien fuera dos veces presidente del BCRA autorizó la instalación de una filial del BCCI, banco de origen pakistaní acusado de lavar dinero en todo el mundo. Con su gestión se construyó el Hotel Hyatt gracias a las facilidades del programa de capitalización de la deuda externa cuyo cerebro y creador de este plan fue el muy querido camarada Henry Kissinger. Como no tenía plata para comprar dólares ordenó a la Casa de la Moneda que imprimiera billetes estampados de un solo lado para hacerlo más rápido. Triplicó así la base monetaria el primer día de su gestión como presidente del BCRA.

Faltó la opinión de Cavallo y ahí sí que me internaba.

Cuando a finales de 2001 el país estallaba y la cierta izquierda esquizofrénica hablaba sobre la “revolución” que se venía en la Argentina, un  grupo de académicos y económicos de pensamiento antiliberal, favorables al mercado interno, al consumo, a los sectores productivos y no a los financieros, se reunían para dar a conocer un plan nacional de salvación y recuperación de las fuerzas y de los medios de producción de la Argentina, a través de un documento llamado: Plan Fénix, cuyo nombre rememoraba el ave que resurgía de sus cenizas porque la Argentina había sido devastada por la globalización imperialista y financiera y tenía que levantarse de los escombros que nos dejaron los lagartos de la vieja troika FMI, Banco Mundial y BID, algunas de las mismas que actualmente devora a los países periféricos de la eurozona como Grecia. En esos años, el mismo Banco Mundial hablaba de un posible despedazamiento de nuestro país, al calificar a las economías de nuestras provincias norteñas como proyectos económicos inviables y promovían intentos de secesión de cálculos imprevisibles e inimaginables. Claro que a esas mentes brillantes que abundan en todo nuestro extenso país, no los consultan ni les preguntan qué hacer con la economía y cómo salir de sus crisis. Prefieren a los economistas mediáticos, no importa que sus cálculos nunca se hayan cumplido, no importa que sus pronósticos no se verifiquen. Lo importante de su permanente parloteo es que le conviene a las grandes empresas que desean escuchar a esta gente, cuyas cualidades intelectuales nadie pone en duda, pero a la hora de hablar y sobre todo cuando estuvieron en la función pública hicieron todo lo posible para destruir la economía argentina que es tan fuerte y más grande que todos destructores y que con todo lo que hicieron por demolerla aun sigue desafiando tempestades.  
 





domingo, 8 de marzo de 2015

GRECIA: UNA IZQUIERDA QUE TIENE POCO DE IZQUIERDA

Por Sergio Daniel Aronas – 01 de marzo de 2015


El nuevo partido gobernante de Grecia, la Coalición de Izquierda Radical (SYRIZA) bajo la conducción de Alexis Tsipras, realmente debe tener muy poco de izquierda y sus militantes el estómago revuelto, al tener que soportar una alianza con la derecha nacionalista de los “Griegos Independientes”, cuyo presidente Panos Kamenos es un declarado belicista en sus relaciones con Turquía por la disputa que tienen con la isla de Chipre desde 1974 y es un férreo defensor de las bases militares que la OTAN tiene en Grecia.

No crean que este partido se atreverá a patear el tablero de la troika europea ni pensar que llegó a Atenas la marea roja para tomar por asalto el Partenón, o que cambiarán las bases económicas del país sumido en una crisis terrible.

No festejen tanto con este partido porque como escribió Karl Marx en la primera página de su cada vez más vigente “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” los grandes hechos y personajes de la historia aparecen dos veces: la primera como tragedia (la crisis económica) y la segunda como farsa (la victoria electoral de Syriza), un de partido que siempre termina sucumbiendo frente a los sectores que declaran combatir y esta vez no será la excepción.

Y si alguien tiene dudas de ello, pueden leer por internet el lamento del eurodiputado Manolis Glezos, un histórico de la izquierda griega, militante y combatiente comunista que ahora apoyó a esta supuesta izquierda radical. Fue héroe de guerra y de la resistencia al fascismo hitleriano y quien el 30 de mayp de 1941 junto Apostolos Santas en una operación temeraria y llena de valentía, quitaron de la Acrópolis la bandera nazi símbolo de la invasión y ocupación de su país, pidiendo perdón al pueblo griego por contribuir a crear esta ilusión (Fuente: http://www.laizquierdadiario.com/Manolis-Glezos-Pido-disculpas-al-pueblo-griego-por-haber-contribuido-a-crear-esta-ilusion).

Manolis Glezos es una personalidad altamente autorizada y respetada que con sus 93 años sigue dando batalla a los imperialistas, a la oligarquía y a los saqueadores del pueblo griego

La clave de la solución política a la crisis económica y financiera de Grecia dependerá de la manera en que enfrente a las pretensiones imperiales de los organismos multilaterales de crédito en la discusión sobre la deuda externa que nos recuerda a lo que vivimos en América Latina durante 30 años. El pueblo griego debe estar alerta que no hay solución mientras el Fondo Monetario Internacional se meta en los asuntos internos del país y quiera colocarse como árbitro para resolver esos problemas que contribuyeron de manera decisiva a provocarlos. Con la mayoría que tiene Syriza y el poder que el pueblo le dio a su nuevo Primer Ministro, el gobierno tiene justificadas razones y poderosos motivos para plantear el repudio de esta deuda en el marco de la doctrina de la deuda odiosa porque no ha beneficiado para nada al pueblo todos los crédito que recibieron durante los gobiernos anteriores y si son capaces de unir a los demás sectores de izquierda con el Partido Comunista a la cabeza, tendrán la suficiente fuerza y apoyo para rechazar las demandas imperiales de la troika y recuperar los derechos soberanos que le están usurpando al impedirles usar sus bonos para pagar los intereses que se les reclama. Esta actitud insólita de la banca es una especie de declaración de guerra económica, pero el gobierno de Tsipras quiere calmar a los bancos y al gobierno alemán insistiendo en que cumplirá sus compromisos. Una vieja historia que en la Argentina la conocemos perfectamente porque la vivimos 30 años. Nunca saldrá de la crisis bajo la tutela del imperio de la troika,


GRAVES ERRORES DE HISTORIA DEL CANCILLER POLACO

Por Sergio D. Aronas – 01 de marzo de 2015

El canciller de Polonia Gregorz Schetyna ha declarado que “El campo de Auschwitz fue liberado por ucranios”, (Polskie Radio 1, 21/1/15), porque de acuerdo a su “investigación”, el primer tanque que entró en dicho campo de exterminio lo conducía un soldado de origen ucraniano que pertenecía al Primer Frente de Ucrania. A este señor habría que decirle que si bien, la gran mayoría de los combatientes soviéticos fueron rusos, es importantísimo recordarle al canciller polaco que pelearon y vencieron los ciudadanos de las 15 Repúblicas que formaban la URSS, y que la división Kosiuizcko integrada por soldados polacos se formó en la URSS y también pelearon por liberar su país. Al señor canciller habría que refrescarle su olvidadiza memoria, mostrándole los libros y los mapas de la guerra, que el Estado Mayor General del Ejército Soviético que tenía como jefe supremo a Josef Stalin, creaba los frentes por las ubicaciones geográfica y los objetivos de las fuerzas de combate en virtud de la estrategia, táctica y resistencia de guerra a los invasores alemanes y no por criterios nacionalistas o por razones de nacionalidades.
Lo que evidencia el señor canciller polaco es su odio a los soviéticos quienes liberaron no sólo Auschwitz y Polonia sino toda Europa Oriental llegando hasta Viena, ciudad que tiene un monumento al primer tanque soviético que entró para su liberación.
Todo esto forma parte de la gran campaña que se está preparando en este 70º aniversario de la Gran Victoria para minimizar y ocultar el decisivo papel que desempeñó y el lugar histórico universal que tuvo la Unión Soviética en la derrota de la Alemania nazi. Pero qué se le va a hacer. El Sr. Canciller se sentará cómodamente en su butaca del cine para ver la última versión de Hollywood con un filme sobre la guerra con Brad Pitt como protagonista principal con una trama absolutamente inexistentes sobre hechos que no sucedieron jamás, donde un pelotón de valientes soldaditos estadounidos llegan a destruir la maquinaria bélica alemana en el mismo corazón de Berlín, en una lucha donde los buenos de los yanquis tiran balas y los malos nazis tiran porotos. No se puede mentir tanto. Don Abraham Lincoln tiene una famosa frase sobre el cuidado que debe tenerse en esta cuestión de la mentira.
YANIS VAROIFAKIS: UN MARXISTA MAS ERRADO QUE ERRATICO

Por Sergio Daniel Aronas – 08 de marzo de 2015

Se dio a conocer la traducción al español de una exposición que el economista griego Yanis Varoufakis ofreció en un encuentro correspondiente al VI Festival Subversivo realizado en al ciudad de Zagreb en mayo de 2013. Con pretensiones de disertar sobre la crisis financiera internacional y con ánimos de pronunciar una crítica feroz a la economía neoliberal dominante en el mundo, Varoufakis intenta demostrar los errores que cometió Karl Marx para que la izquierda en todos los países no sigamos cometiendo los mismos errores del genio alemánEl comentario que el actual ministro griego de Finanzas Yanis Varoufakis, el economista de moda y muy admirado por la troika europea y que no sería nada raro que los camaradas del Banco de Estocolmo le concedan el Premio Nobel (de ser así Don Alfredo desearía meterse la dinamita ahí donde la espalda cambia de nombre) realizó sobre los errores teóricos de Marx son verdaderamente disparatados y evidencian pésima lectura de sus libros. Así se expresó en dicha conferencia:

“El segundo error de Marx, al cual le adscribo por comisión, fue peor. Fue su suposición de que la verdad del capitalismo podía ser descubierta en la matemática de sus modelos. Este fue el peor deservicio que podría haberle entregado a su propio sistema teórico. El hombre que nos equipó con la libertad humana como un concepto económico de primer orden; el erudito que elevó la indeterminación radical a su justo lugar dentro de la economía política; él fue la misma persona que terminó por quedar jugando con modelos algebraicos simplistas, en los cuales las unidades de trabajo eran, naturalmente, completamente cuantificadas, esperando en contra la esperanza de evidenciar de estas ecuaciones algunas introspecciones adicionales sobre el capitalismo. Luego de su muerte, los economistas marxistas mal gastaron largas carreras indulgiendo en mecanismos escolásticos similares. Completamente inmersos en debates irrelevantes sobre “el problema de la transformación” y que hacer al respecto, ellos eventualmente se volvieron una especie extinta, mientras el gigante neoliberal aplastaba toda la disidencia a su paso.”

Marx jamás utilizó ecuaciones, ni creó un modelo matemático y/o algebraico para explicar su teoría acerca del funcionamiento del capitalismo y no podía construirse ese tipo de modelos con ese aparato matemático porque todavía no estaba pensado su uso para estudiar economía. Recién con la “contrarrevolución marginalista” se hizo extensiva la matemática como un intento de mitigar los devastadores efectos que el primer tomo de El Capital provocó en las clases dominantes europeas.  Los conceptos que aportó Marx a la economía fueron expresados desde el punto de vista matemático tanto como igualdades como relaciones y como cocientes entre esas variables para definir la plusvalía y el capital en sus diversas formas y composición y cómo se desempeñaba en el sistema productivo. Ni siquiera en el Tomo II donde Marx desarrolla sus modelos de reproducción simple y ampliada y que tanto atrae a los economistas burgueses, se puede ver algún sistema de ecuaciones o alguna función con derivadas, integrales, diferenciales, ecuaciones en diferencia o temporales o matrices que tanto alarma al errático profesor Varoufakis. Si tiene que echarle la culpa a alguien por transformar el pensamiento teórico de Marx en modelos matemáticos que le pegue a Paul Samuelson a quien le encantaba expresar todo en forma matemática como hizo con Adam Smith; que se le agarre con los economistas soviéticos que en los veinte del siglo pasado cuando crearon los métodos de planificación (lean el libro de V.S. Dadayan. Modelos Macroeconónicos, Ed. Progreso, 1980 y el pobre Marx se pega un tiro), que le pegue a Andras Brody, Moiki Morishina, a William Bauamol, a los italianos Luigi Pasinetti y Piero Sraffa y otros de la misma especie. Si quiere entender el verdadero sentido de la teoría de Marx que lea atentamente el capítulo titulado “La fórmula trinitaria” del tercer tomo de El Capital que refuta tus erradas ideas sobres los supuestos errores que le atribuís incorrectamente.  
La segunda terrible inconsistencia a mi modo de ver, es el planteo que hace Varoufakis de creer que el capitalismo, el sistema que provocó la crisis financiera y arrasó a varios países de la eurozona, es el mismo y único que puede sacarlos de esa crisis que ya lleva varios años y cuyo final aun no se sabe cuándo y cómo será. El economista griego lo dice de esta forma:
“La lección que Thatcher me enseñó respecto a la capacidad de una recesión de larga duración para socavar las políticas progresivas es una que cargo conmigo hasta la presente crisis europea. Es, en efecto, el determinante más importante de mi postura en relación con la crisis. Esta es la razón por la cual estoy feliz en confesar el pecado del cual soy acusado por algunos de mis críticos en la izquierda: el pecado de escoger no proponer programas políticos radicales que busquen explotar la crisis como una oportunidad para derrocar al capitalismo europeo, para desmantelar la terrible eurozona, y para socavar a la Unión Europea de carteles y de banqueros en bancarrota.
Sí, me encantaría llevar a cabo tal agenda radical. Pero, no, no estoy preparado para cometer el mismo error dos veces. ¿Qué logramos en Gran Bretaña a comienzos de los 80 al promover una agenda de cambio socialista que la sociedad británica despreció mientras caían de bruces en la trampa neoliberal de Thatcher? Precisamente nada. ¿Qué lograremos hoy al hacer un llamado al desmantelamiento de la eurozona, de la misma Unión Europea, cuando es, en efecto, el capitalismo europeo está haciendo lo que puede por socavar la eurozona, la Unión Europea?
Una salida griega, portuguesa o italiana de la eurozona nos llevaría pronto a la fragmentación del capitalismo europeo, cediendo paso a una preocupante región de superávit de recesión al este del Rin y al norte de los Alpes, mientras que el resto de Europa estaría bajo la empuñadura de una cruel estanflación. ¿Quién creen que se beneficiaría de este desenlace? ¿Una izquierda progresista que, cual ave fénix se elevaría desde las cenizas de las instituciones públicas de Europa? ¿O los nazis de Amanecer Dorado, los clasificados neofascistas, los xenófobos y los vendedores de los mercados negros? No tengo absolutamente ninguna duda de la cual de los dos le irá mejor luego de la desintegración de la eurozona.
Yo, por mi parte, no estoy preparado para soplar frescos vientos en las velas de esta versión posmoderna de los 30s. Si esto significa que nosotros, los apropiadamente nombrados marxistas erráticos, quienes debemos tratar de salvar al capitalismo europeo de sí mismo, entonces que así sea. No por amor al capitalismo europeo, por la eurozona, por Bruselas, o por el Banco Central Europeo, sino que porque queremos minimizar las pérdidas humanas innecesarias de esta crisis”.
Como se puede ver él no sólo reconoce la incongruencia de esta postura porque aquel que se denomine marxista tiene el debe moral y político de lucha contra el capitalismo para abolirlo por completo, sino que está en una posición muy incómoda que nada tiene que ver con el ser marxista. Si se considera marxista de la forma que fuere, que se comporte como tal y más siendo un economista profesional. Es evidente que lo que planteó en este discurso es lo que está haciendo ahora: pactar con la eurozona y los buitres de la troika para salvar a los bancos de la Unión Europea comprometidos con la deuda externa griega ya que cualquier otra medida significaría para estas instituciones unas pérdidas millonarias irrecuperables. Pero al que hay que salvar es al pueblo griego, sometidos gravemente en esta crisis de la que no tuvieron nada que ver y al que llevaron la oligarquía, los sectores financieros y el despilfarro de las cuentas públicas. El Sr. Varofakis debería preguntarse en que se benefició su país en estos casi treinta años de pertenencia a la OTAN y la Unión Europea: absolutamente nada y la crisis lo demuestra. Si le tiene miedo a los partidos fascistas y neonazis que los combata con la unidad del pueblo y con toda la izquierda griega que tiene una larga historia y cuentas que ajustar con el fascismo, especialmente el Partido Comunista, que una vez más está a la altura de la circunstancias no apoyando las medidas antipopulares de esta supuesta izquierda radical. No es pecado el que comete, sino que está traicionando sus ideales porque si uno es de izquierda, se está en la función pública y se proclama marxista, tiene el deber de luchar por la revolución sino que se haga otra cosa; que se saque el mote marxista pero que no hable ni dé lecciones de moral revolucionaria que no tiene a la izquierda tanta a la de su país y por extensión a la del continente europeo, especialmente a una Alianza española llamada “Podemos” que se creen ser los nuevos bolcheviques del siglo XXI, que se entusiasmaron inútilmente con la victoria electoral de Syriza porque como demuestra sus palabras y los hechos no son van a cumplir con lo esencial de su programa que es enfrentarse a la troika europea en las negociaciones de la deuda externa, donde se juega el futuro de este gobierno. Si tiene que pensar en alguien de quien aprender que no mire a la Thatcher: que mire a Salvador Allende, que mire a Hugo Chávez, que mire a estos dos hombres que lucharon y murieron por sagrados ideales de revolución y socialismo que este marxista errático para no tiene en cuenta. Y en medio de la crisis del capitalismo es hora de que la izquierda hable de revolución y socialismo sin temor y si miedo, como lo hace el Partido Comunista Griego. Es lógico que piense en la Sra. Thatcher por su política ultraconservadora, antiobrera, rabiosamente anticomunista y antisoviética que apoyó en el plano internacional todas las medidas imperialistas de su amigo Ronald Reagan.
Si su deseo es que se salve el capitalismo, es mejor que te quite el adjetivo de marxista porque le queda muy mal y es muy feo, hablar en nombre de Marx, del marxismo y de la izquierda para lanzar diatribas para la supervivencia del capitalismo y mitigar los dolores de parto que su crisis está provocando. El problema para Grecia de salir de la eurozona pueda afectar al país pero no a la Unión Europea dado que Grecia es un país periférico con poco peso en la economía del continente- Así lo admite temible agencia de la recontra calificación crediticia Standard and Poors: “Contra  los que muchos creen, las deudas no son demasiado altas en comparación con la capacidad económica de los acreedores" y además considera que no habrá un efecto contagio o dominó hacia otros países puesto que “La capacidad económica de Grecia ya es de por sí poca y sus vínculos con la eurozona son incluso menores de lo que esta podría pensar". Grecia no se caerá del mundo como argumentaban con la Argentina al decidir pagarle al FMI toda su deuda y romperle el negocio de cobrar los usurarios intereses. Una salida quizás pueda ser tomada como una especie de moratoria con una fuerte quita de intereses y cuando la situación mejore para el pueblo griego, se les permita regresar a la Unión Europea. Pero si desean escuchar la voz del pueblo, podrían convocar a una referendum o plebiscito de cuyos resultados se resolverían volver si triunfa el sí o quedar fuera de la eurozona si triunfara el no. ¿Qué ofrece seguir en la euroza? Seguir siendo un país periférico para beneficio de la plutocracia europea que usa las maravillas naturales de Grecia para su consumo conspicuo; les ofrece a sus trabajadores salarios misérrimos por escasos 300 euros, que los jóvenes no puedan encontrar trabajo y las pensiones para los mayores sean de tan solo 150 euros y un desempleo del 20%. No creemos que el pueblo griego aspire a este modo de vida ni voto a la izquierda radical para que siga el mismo camino de la oligarquía que causó este desastre inaudito. El imperialismo amenaza a sangre fría con supuestas complicaciones y dificultades que le causaría al país si decide retirarse de la eurozona. Ya más complicado de lo que están no pueden estar y creer que el Fondo Monetario Internacional les ayudará a resolverles los problemas es no conocer la historia económica mundial de los últimos treinta años. Precisamente, el Sr. Varoufakis que alaba a la Thatcher por sus métodos criminales con los que destruyó la huelga de los mineros, mandó a la tumba a Bobby Sands sin que le tiemble la mano, contribuyó a la demolición del sistema socialista mundial y porque derrotó todas las ideas socialistas, hoy debería entender que el peso de la crisis es de una magnitud tan poderosa, tan grande y tan gigantesca que también a afecta a las bases económicas del capitalismo. En este sentido, no debe perderse de vista jamás que en las condiciones de esta crisis, el capitalismo posee reservas poderosas y muy considerables y éstas están siendo utilizadas para liquidar toda oposición a este sistema oprobioso, para destruir a la clase obrera, a los trabajadores en general y sus sindicatos e impedir la lucha por un mundo nuevo sobre nuevas bases. Esta crisis es una oportunidad para demostrar lo irracional y criminal que es el capitalismo, que objetivos persigue y adónde conduce. .
Es evidente que Varoufakis no sólo es un marxista errático, es decir alguien no tiene rumbo fijo y que va lugar a otro, sino que tiene una concepción errada de su marxismo y así le irá a Syriza. Parece un hombre resignado y que nada puede hacerse. Pero la gloriosa e histórica resistencia al fascismo alemán que el pueblo ofrendó con sus más de 520 mil muertos refuta sus dichos de que no solo se puede y se debe enfrentar a los enemigos más poderosos sino que se los puede vencer.



domingo, 1 de febrero de 2015

EL PREMIO NOBEL DE ECONOMIA 2014


EL PREMIO NOBEL DE ECONOMIA 2014

Por Sergio Daniel Aronas – 01 de febrero de 2015

Es un tema recurrente hacer comentarios sobre la entrega del premio Nobel de Economía porque se trata de uno de los más polémicos que anualmente el Banco de Estocolmo concede a personalidad de esta “ciencia”, disciplina o como quiere que se la llame.

Vamos a dar a conocer algunos datos sobre el Premio Nobel de Economía que pueden ayudar a entender porque siempre son galardonados, en su gran mayoría, los economistas de los países de los países capitalistas desarrollados, con la increíble excepción de Italia y Japón y no tan increíble de los académicos de América Latina.

Concedido desde 1969 por el Banco de Suecia no estaba en la lista que el dinamitero Don Alfredo seleccionó para premiar a los hombres de ciencia que contribuyan a la paz y al progreso de la humanidad. Se entrega en su memoria y si supiera quiénes fueron galardonados usaría su diabólico invento para dinamitar a unos cuantos de estos esperpentos. Desde aquel año se entregó en forma consecutiva 46 veces de las cuales en 23 ocasiones fueron premiados individualmente y en las otras 23 el premio fue compartido entre dos y tres economistas. En total lo recibieron 75 economistas de los cuales 74 fueron hombres y una sola vez fue para una mujer. ¿Será que a estos muchachos no les gustan las mujeres o no sabrán que en el mundo existieron y existen formidables mujeres economistas? Entre ellas podemos mencionar a la británica Joan Robinson por sus teorías sobre la competencia monopolística y por la creación de la fórmula que relaciona el ingreso marginal de un monopolista con la de la elasticidad de la demanda y que muy pocos economistas saben que fue una contribución suya como continuación de los trabajos del italiano Luiggi Amoroso y que la historia del pensamiento económico denomina “fórmula Amoroso-Robinson” (Esto lo comprobé en la UNSAM donde el actual Jefe de Economía matemática que dicta la asignatura “Economía de Empresas” (que en realidad es una especie de Microeconomía I) y que nos enseñó a desarrollar esta ecuación no sabía quien la habría creado y cuando se lo dije me respondió que no sabía que tenía ese nombre). Tampoco figuraron en esta lista Irma Adelman, Edith Penrose, Lutz Smith, Alice Tepper, Ana Jacobson, Miren Etxezarreta, Gro Harlem Brundtland (creadora del término “desarrollo sustentable”).  
En cuanto a su país de origen, recibieron el Nobel de Economía 75 economistas de 15 países y la abrumadora mayoría son de los Estados Unidos con 47  (63%), seguidos de Inglaterra con 6 y con 3 Suecia, Francia, Noruega y Canadá entre los principales. Ningún economista japonés o italiano lo recibió pese a haber contado con eminencias como Shigeto Tsuru, Moshi Morishima, Piero Sraffa. Luigio Pasinetti y Carlo Cipolla. Mucho menos se lo van a dar a latinoamericanos, región donde surgieron ideas y enfoques que hicieron historia como las de los argentinos Raúl Prebisch, Aldo Ferrer y Julio Olivera, la del brasileños Theotinio Dos Santos y Celso Furtado con su teoría de la dependencia. Lo mismo podemos decir de los aportes teóricos a la realidad latinoamericana de los economistas mexicanos, peruanos, venezolanos, cubanos y demás países. El problema es que parapara la banca sueca no conoce dónde está ubicada América Latina y que economía solo se estudia en Chicago, Harvard o en el London School of Economics, aunque las teoría que surjan de estas Universidades fundan al mundo..
Como no podía ser de otra manera, el ganador 2014 fue nuevamente un integrante más de la Sacrosanta y Sagrada Escuela Neoclásica que desde hace varios años viene destruyendo la estructura económica de muchos países.

El nuevo premiado es el economista francés Jean Tirole, un hombre del establishment que ha dedicado su profesión al estudio de la regulación de los mercados, las organizaciones industriales, los factores que generan la existencia de los oligopolios y cómo influye en la competencia de las empresas. Dar el Nobel a este economista es una forma de contraatacar por parte de los ideólogos de las altas finanzas ya que mientras Naciones Unidas proclama regular a los llamados “fondos buitres” y todo el sistema de relaciones internacionales que regule el funcionamiento de estas organizaciones del capitalismo de rapiña, han premiado al Profesor Tirole para quien la regulación es mala para las empresas. Así es como debe interpretarse esta designación ya que el Banco de Estocolmo es un firme aliado de los economistas neoliberales desde que en 1974 se lo dieron a Friedrich Von Hayek y de ahí aparece una larga lista de los economistas de Harvard y de Chicago.

El economista Tirole ha trabajado en el estudio de los sectores oligopólicos, es decir, un reducido pero poderoso grupo de empresas que dominan una determinada rama industrial o un servicio como puede ser las telecomunicaciones, la industria del petróleo, la fabricación de automóviles y las actividades relacionadas con los bancos, seguros y financieras. Su forma de regular apunta hacia cumplimiento de reglas que en definitiva apunta a que no haya ninguna regulación. Es probable que no coincidan con este enfoque pero sus posiciones sobre el mercado laboral francés apuntan hacia esa dirección. De ahí que toda la prensa, el conjunto de economistas proclives a sus ideas, las instituciones multilaterales de crédito, hayan saludado efusivamente a uno de sus más firmes defensores. Por otra parte, en las universidades argentinas prácticamente no se leen sus libros, sino los que están de moda son los de compatriota Oliver Blanchard tanto el de micro como el de macroeconomía.

Tirole se inscribe en esos economistas que hablan mucho para no cambiar nada. Solo describe situaciones pero no se propone modificar esas reglas que dice deben regular el funcionamiento de las empresas para que los mercados funcionen en competencia y con la información adecuada. Es decir, todas cuestiones muy conocidas sobre las que otros economistas fueron premiados como el caso de Joseph Stiglitz por sus trabajos acerca de la información asimétrica. De ahí que, el “mercado” sigue siendo la vaca sagrada e intocable de todo su pensamiento económico cuyas bases analíticas son las tradicionales herramientas que los hechos de la crisis 2007/2009 las hundió definitivamente: la teoría de los juegos y el dilema del prisionero como fuente para la determinación de las decisiones empresariales.

Sería un buen trabajo intelectual comparar el trabajo de regulación de las empresas que hizo famoso al laureado Nobel francés Jean Tirole con el escrito de Vladimir Lenin sobre el mal llamado problema de los mercados de 1893 y ver quién tiene razón sobre este tema de candente actualidad.




APÉNDICE

NOTA DE ATTAC FRANCE SOBRE LA CONCESIÓN DEL PREMIO LLAMADO “NOBEL” A JEAN TIROLE

17 octubre 2014 | Categorías: ATTAC España, Internacional, Unión Europea | |

ATTAC France

El “premio del Banco de Suecia en Ciencias Económicas en honor de Alfred Nobel” equivocadamente llamado Premio Nobel de Economía, ha sido otorgado al francés Jean Tirole. Mientras una avalancha de comentarios positivos en forma de “cacareo” se propaga por los medios de comunicación, Attac lamenta esta decisión que está en línea con premios concedidos a Hayek, Friedman y otros economistas neoliberales en gran parte responsables de la de crisis actual.
Anunciado como “uno de los economistas más influyentes de nuestro tiempo” por el Banco de Suecia, Jean Tirole es recompensado con “su análisis del poder de mercado” y sus recomendaciones para la desregulación en los campos de la industria, las finanzas y el trabajo.
Así, Jean Tirole, del que se puede esperar que el nuevo ministro de Economía Emmanuel Macron sea un ferviente admirador, propone una reforma del mercado de trabajo, en la que una de las medidas debe ser aligerar el Código de Trabajo y, en particular, eliminar los contratos de duración indeterminada (CDI).
Eso no es todo: Jean Tirole ha sido durante mucho tiempo un firme partidario de un mercado mundial para los permisos de emisión de gases de efecto invernadero. Precio y competencia han de ser, pues, los principales instrumentos utilizados para limitar las emisiones. Sin embargo, el mercado europeo del carbono es un rotundo fracaso, así como un nuevo teatro de la especulación!
En el área de las finanzas, Tirole se ha destacado con un enfoque – basado en la teoría de juegos y la información – según el que la estabilidad del mercado puede obtenerse a través de la transparencia de la información y la competencia en el mercado .Ignorando la naturaleza inherentemente inestable de los mercados, Jean Tirole ha respaldado las políticas de desregulación financiera y ha animado a los reguladores a pasar por alto la necesidad de una regulación global de las finanzas.
El carácter global y sistémico de la crisis ha demostrado que esto fue un error trágico … demostrando así el carácter inadecuado y peligros de los análisis de Jean Tirole y de la corriente pensamiento que él representa: un neoliberalismo dogmático para el que la función económica esencial del gobierno es extender la lógica de los mercados en todos los ámbitos de la vida social.

Fuente: https://france.attac.org/actus-et-medias/salle-de-presse/article/prix-nobel-d-economie-des?pk_campaign=Infolettre-143&pk_kwd=prix-nobel-d-economie-des

Traducción: David Hervás – ATTAC Castelló