Cerro de los Siete Colores, Quebrada de Humahuaca, Purmamarca, Jujuy (Argentina)

jueves, 3 de septiembre de 2015

COMENTARIO BREVE POR LA FOTO
QUE DIO VUELTA AL MUNDO

Por Sergio Daniel Aronas – 03 de septiembre de 2015

Ninguna persona en el mundo no puede conmoverse por la terrible imagen de la foto del niño ahogado en las costas de Turquía y que ha vuelta al mundo, ya que en ningún medio de comunicación se explica sus causas y el origen de esta tragedia.
Ésta viene, sin lugar a dudas, por la guerra de agresión desatada contra Siria y Libia en marzo de 2011 por orden directa del Premio Nobel de la Paz, Barack Obama quien dio la autorización para que la OTAN (la Organización Terrorista del Atlántico Norte) y la más asesina que existe, iniciara los bombardeos que cínicamente los llaman “bombardeos sanitarios”.

En esta guerra están implicados los estados del golfo (arabia Saudita, Qatar, los emiratos árabes Unidos), la misma Turquía e Israel, que junto a los Estados Unidos y los civilizados gobiernos de la vieja y podrida Europa han formado, financiado y armado a las bandas terroristas y mercenarias que las forman parte integrante de lo que la diplomacia estadounidense denomina “oposición moderada”.

Hay que decir que la diferencia con Libia (país que fue salvajemente destruido, su país demolido y su líder asesinado en octubre de 2011) es que Siria aun resiste pese al embate del Estado Islámico y los bombardeos de otras naciones interesados en liquidar a Siria.

En cuanto al Estado Islámico, debemos decir que es una organización creada por los Estados Unidos para derrocar al gobierno sirio según las declaraciones de la arrepentida Hillary Clinton, secretaria de Estado del primer gobierno de Obama y promocionaron su irrupción en el país, como forma de evitar que no hubiera tropas estadounidenses en la guerra. Y como consecuencia de esta política de destrucción masiva, para huir de esta  guerra monstruosa, estalla esta crisis humanitaria y como ahora el asunto de la inmigración desesperada se les va de las manos, pretenden los muy imperialistas no hacerse cargo de esta crisis que ellos provocaron porque ni Siria ni Libia representan una amenaza a los intereses vitales ni a la seguridad nacional de los Estados Unidos.

Ya lo decía el viejo Lenin: “Hay que explicar a la gente lo grande que es el secreto que se esconde en el surgimiento de las guerras”. Y este conflicto es un claro ejemplo de esta idea porque se da en un contexto donde la vorágine de los problemas geoestratégicos, político-militares, económicos y religiosos no permiten ver con claridad su génesis y desenlace futuro.


Hoy no hay guerra en el mundo donde no esté la mano visible y criminal del imperialismo. Y si no se entiende este concepto, veamos la opinión del profesor Chalmers Johnson, un eximio estudioso de la historia de la política exterior de su país: “La guerra y el imperialismo son hermanos siameses: crecen juntos reforzándose el uno con el otro y es imposible separarlos. El imperialismo es la principal causa de la guerra y la guerra es la comadrona de las nuevas adquisiciones imperialistas”. (Chalmers Johnson, Las amenazas del imperio (2004), Ed.Crítica, Barcelona, pág. 209) 

miércoles, 2 de septiembre de 2015

LA INVASIÓN YANQUI A SUDAMÉRICA

Por Sergio Daniel Aronas – 03 de septiembre de 2015

En el día de hoy arribó a las costas de Lima en la capital de la República del Perú, el poderoso portaaviones USS Washington con 3.200 marines a bordo, según lo estipulado en el acuerdo militar firmados por los gobiernos de los Estados Unidos y el Perú.

Comenzó silenciosamente la invasión de América Latina con llegada al Perú de 3.200 marines de los Estados Unidos a bordo del portaaviones USS Washington y que ningún medio hizo referencia. Parafraseando al Libertador Gral. San Martín justamente cuando se retiraba del Perú en 1822 debemos decir hoy con más claridad posible que la presencia de esta fuerza militar invasora es temible para las nuevas naciones que se constituyen y más cuando vienen no a "combatir" sus negocios predilectos como el terrorismo y el narcotráfico sino a fortalecerlos. Prueba de ello son las ocupaciones en Afganistán, la demolición de Libia, la guerra salvaje contra Siria donde nació esa criatura llamada ISIS, un engendro del imperialismo del que ahora se limpian las manos y se "conmueven" con la crisis migratoria que ellos causaron.

Para los Estados Unidos, América Latina sigue siendo una región de tremenda importancia a pesar de lo que muchos piensan en cuanto a que el imperialismo se la “olvidado” de su patio trasero. Nunca dejaron de mirar a nuestros países incluso cuando su estrategia invasora a partir de los atentados de septiembre de 2001 se dirigió hacia Medio Oriente, Asia y el golfo Pérsico. Y es así como diversas fundaciones e instituciones pedían el reforzamiento de la presencia de los Estados Unidos en América Latina, especialmente con la derrota del proyecto del Área de Libre Comercio en América (ALCA) en noviembre de 2005 que fue un duro golpe a los intereses imperialistas.

El acuerdo al que arribaron los gobiernos de Perú y Estados Unidos forman parte de la estrategia global de dominación del imperialismo y el permanente objetivo para tener una presencia activo en la región. Bajo el pretexto de los nuevos fantasmas que recorren el mundo, el gobierno de los Estados Unidos se cree autorizado para imponer sus doctrina y puntos de vista en materia de seguridad hemisférica, el crimen organizado que vendría del narcotráfico, el terrorismo internacional y local, que en el país andino sigue latente en la zona del VRAE (acrónimo para el valle del río Apurimac y Ene), y el peligro que para la seguridad representan los yacimientos de uranio que existen en su territorio. Esta es la clave del entendimiento bilateral USA-Perú y decimos pretextos porque no existe un socio más inseguro y peligroso para la paz mundial que los Estados Unidos porque cuando se hablan en nombre de la democracia, lo hacen para garantizar el desenvolvimiento de sus empresas multinacionales que al contar con apoyos militares de esta envergadura, pone en peligro la paz del país que los recibe.

En América Latina durante los años que el gobierno de Ronald Reagan combatió a la revolución sandinista y a los movimientos insurgentes como el Frente Farabundo Martí para Liberación Nacional (FMLN), los países limítrofes con Nicaragua y de El Salvador fueron convertidos en bases militares estadounidenses debido a los numerosos asesores y oficiales de la marina y del ejército USA que entrenaban a ejércitos de la región en contrainsurgencia y sembraron de narcóticos los campos destinados a la agricultura.

¿Para qué van al Perú? El estado peruano es un inmenso país sudamericano con fronteras en varios puntos calientes de la región como ser la frontera con Ecuador con el que fue a la guerra en 1995 en la disputa por la cordillera del Cóndor; con Colombia por el problema de la guerrilla de las FARC que utilice territorio peruano como base de operaciones, del modo en que lo hizo con Ecuador y una incursión aérea colombiana terminó con la vida de Raúl Reyes, el responsable de las relaciones internacionales del grupo armado colombiano; con Chile mantiene un centenario conflicto derivado de la derrota militar en la guerra del Pacífico entre 1879 y 1884 porque aun no se han puesto de acuerdo en la limitación de las fronteras marítimas y frente a Bolivia con quien tuvo alianzas durante varios años en el siglo XIX es actualmente una plaza muy importante para las inversiones de las empresas peruana y dada la mediterraneidad boliviana, el Perú le ofrece una salida al Pacífico según el Convenio de Ilo de 1992. El problema lo tiene Estados Unidos con el gobierno boliviano de Evo Morales con el cual tuvo muchos encontronazos, especialmente por la decisión de sus gobierno de expulsar al embajador de los Estados Unidos y a sus tropas instaladas por las mismas razones por las que arribaron al Perú. No sería ninguna temeridad pensar que las tropas de marines USA inciten actos provocativos en la frontera entre estas dos naciones. Y cuando hay ruido en las fronteras, los tambores de guerra amenazan la paz de nuestros países.

Aquí la única amenaza a Nuestra América son las tropas imperialistas y criminales de los Estados Unidos que nadie las quiere, no las necesitamos y repudiamos vivamente su presencia en Sudamérica porque representan la barbarie, la degradación de la vida en sociedad, son la muerte y eso lo que siempre han sembrado en todos los países que han invadido, destruido y demolido.

Son las fuerzas imperialistas y genocidas de los Estados Unidos juntos con las de la Organización Terrorista del Atlántico Norte (OTAN) las únicas culpables y responsables directas de la agravación de los problemas que existen en el mundo. Para el imperialismo la única opción siempre ha la guerra porque tiene una ideología militarista y agresiva de su política exterior elevada a la categoría máxima de estrategia como nación más allá de quien gobierne sea los demócratas o republicanos. Y en esto hay infinidad de ejemplos acerca de cómo la diplomacia de las conversaciones fue reemplaza por la diplomacia de las cañoneras. Recordemos todo el proceso que llevó a la invasión de Iraq en marzo de 2003 cuando Estados Unidos rechazó toda posibilidad de encontrar una salida negociada y ni aceptó reuniones bilaterales con el gobierno iraquí y directamente fue a la guerra en una acción punitiva y unilateral.

América Latina no necesita que los Estados Unidos nos mande un portaaviones lleno de criminales e invasores como son estos marines cuya foja de servicios están manchadas con sangre de ciudadanos de muchos países. En los últimos años, hemos podido darnos instituciones y mecanismos de integración regional en toda América sin contar con la tutela o protección del socio mayor que son los Estados Unidos y aun con las diferencias que existen entre los gobiernos, se ha podido mantener un nivel de relaciones, un nivel de intercambio comercial como nunca se vio desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Esta es la primera expresión concreta de los motivos por los cuales el Alto Mando Militar de los Estados Unidos decidió restablecer a la IV Flota para surcar los mares australes y no olvidemos jamás de que la principal base militar de la OTAN es la fortaleza Malvinas que cuenta con el apoyo político y militar estadounidense y de la Unión Europea.


domingo, 30 de agosto de 2015

SALVADOR ALLENDE COMPAÑERO PRESIDENTE

Por Sergio Daniel Aronas – 30 de agosto de 2015

“La revolución no significa destruir, sino construir; no arrasar sino edificar” (Salvador Allende, Discurso pronunciado al asumir la presidencia de Chile, 6/11/1970)

El próximo 4 de septiembre se cumplirán 45 años de la gran victoria electoral de la Unidad Popular en Chile que llevó a la presidencia a su candidato por el Partido Socialista, el Dr. Salvador Allende, quien contaba con 62 años al ser electo. Este triunfo en las elecciones provocó un terremoto político nacional e internacional al proclamar al primer presidente marxista de Chile, cuya figura se agiganta años tras años y cuyos tres años de gobierno han dejado una huella imborrable en toda la historia del movimiento revolucionario latinoamericano y de todos los continentes.

Los resultados de los comicios arrojaron estos resultados:

La Unidad Popular ganó por escaso margen con el 36,33% de los votos frente al 35,29% de la derecha de la Democracia Radical, por lo que le correspondía al Congreso decidir quien sería el próximo presidente de Chile.

CANDIDATO
PARTIDO
ALIANZA
VOTOS
%
Salvador Allende
PS
Unidad Popular
1.075.606
36,33%
Jorge Alessandri
IND
PN-DR
1.036.278
35,29%
Rodomiro Tomic
PDC
PDC-PADENA
824.849
28.08%

Fuente: Elaboración propia sobre la base de la información proporcionada por:  https://es.wikipedia.org/wiki/Elecci%C3%B3n_presidencial_de_Chile_de_1970

Sabiendo que a la Unidad Popular la apoyaba el poderoso Partido Comunista cuyo secretario general era Luis Corvalán junto a otras fuerzas revolucionarias de la izquierda chilena, se le exigió a Salvador Allende el respeto por la Constitución y las leyes del país, hecho que aceptó y se comprometió a respetarlas. En el marco de las negociaciones para lograr los apoyos necesarios para que Allende sea proclamado presidente, la Unidad Popular logró un acuerdo con la Democracia Cristiana para que lo voten a Allende y aislar a la derecha y dejarla en minoría. El Congreso Pleno (diputados y senadores juntos) emitieron su voto en la que participaron 195 legisladores: 153 (78,5%) lo hicieron por Allende, 35 (17,9%) por Alessandri y 7 (3,5%) votaron en blanco. Con este resultado y con abrumadora mayoría, Salvador Allende fue designado presidente de la República de Chile.

De nada sirvieron los planes del imperialismo para impedir la proclamación de Allende como mandatario del país, ni los actos de sabotajes, ni las campañas de presión contra los legisladores, ni la propaganda anticomunista de los medios masivos de comunicación, ni el artero asesinado del General René Schneider, Comandante del Jefe del Ejército de Chile, quien había manifestado que apoyaría y respetaría quien fuera elegido ya sea por mayoría simple en los comicios o por el Congreso y que en cualquiera de los dos casos, el ejército será la garantía en el mantenimiento de la Constitución Política del Estado Chileno.
   
La noticia de la victoria de Salvador Allende dio la vuelta al mundo celebrándose en los países socialistas la transcendencia de este acontecimiento. El imperialismo con los Estados Unidos al frente, movilizó toda su diplomacia, a sus agencias de espionaje e inteligencia y a sus empresas radicadas en Chile para impedir por todos los medios posibles que el Dr. Allende sea nombrado presidente.

Para el gobierno de los Estados Unidos que en esos años tenía como presidente al republicano Richard Nixon y a Henry Kissinger como secretario de Estado, habían formado en junio de 1970 el Comité de los 40 para monitorear las operaciones encubiertas más complicadas contra Chile y el futuro presidente Allende, que lo tenían “fichado” como un marxista declarado”. La estrategia del imperialismo fue impedir que el Congreso quien designara a Salvador Allende como nuevo presidente del país, para lo cual utilizó a sus propias empresas, grandes y poderosos monopolios con altos intereses y participación en sectores claves de la economía chilena. Tales fueron los casos de la minera Annacondo Copper y la compañía de comunicaciones International Inter Telephone (ITT) con quienes la CIA a través de la Dirección de Servicios Clandestinos mantuvo muchas reuniones con los altos directivos de estas firma para elaborar y poner en práctica esos planes y también incluía que en caso de fracasar las maniobras que impedieran que Allenda sea convertido en presidente, preparar todos los escenarios para boicotear, sabotear, bloquear, entorpecer y destruir toda la política del gobierno de la Unidad Popular.

El inicio de las operaciones clandestinas contra Chile para impedir que Allende llegue a la presidencia vino con la orden de Richard Nixon del 15 de septiembre de 1970, durante una reunión de 15 minutos en la Casa Blanca a la que asistió Kissinger, al director de la CIA, Richard Helms, de que la elección de Allende era inaceptable. Fue entonces que ordenó a la agencia actuar con su ya conocida frase hay que hacer gritar a la economía para salvar a Chile, como lo registró Helms en sus apuntes.

La CIA lanzó una campaña masiva de operaciones encubiertas –primero para impedir que Allende asumiera el gobierno, y cuando esa estrategia fracasó, para minar su gobernabilidad. Nuestra principal preocupación en Chile es la posibilidad de que [Allende] se consolide, y que su imagen ante el mundo sea su éxito, dijo Nixon ante su Consejo de Seguridad Nacional el 6 de noviembre de 1970, dos días después de que Allende iniciara su gobierno.

Las transcripciones de estas conversaciones telefónicas, conocidas como telcons, fueron creadas originalmente por Kissinger, quien grababa secretamente las llamadas que hacía y recibía (y luego pedía a su secretaria transcribirlas) mientras estaba en el gobierno. Cuando Kissinger dejó la Casa Blanca en enero de 1977, se llevó más de 30 mil páginas de transcripciones, aduciendo que eran “documentos personales”, y los usó selectivamente para escribir sus memorias. (Ver http://ciperchile.cl/2008/09/10/desclasifican-nuevas-conversaciones-entre-nixon-y-kissinger-para-derrocar-a-allende/)

Ya en 1968 la junta de evaluaciones nacionales de la CIA que venía monitoreando la situación particular en Chile, donde el sentimiento antiestadounidense estaba muy arraigado, habían estudiado cuidadosamente los problemas socioeconómicos en América Latina y emitieron un informe sobre esta región destinado a las más altas esferas del gobierno de los Estados Unidos con el fin de tomar medidas tendientes a contrarrestar ese sentimiento antiimperialista. La conclusión a la que llegó era que las fuerzas a favor de un cambio que existían en los países latinoamericanos en vías de desarrollo eran tan poderosas que se encontraba fuera del alcance de manipulaciones exteriores. De modo que desaconsejaban tomar las medidas y el tipo de intervención que se estaban planificando en 1970 por el Comité de los 40 hacia Chile. Así y todo estas recomendaciones fueron dejadas de lado y el gobierno de Nixon con su asesor Kissinger hicieron todo lo posible para evitar la llegada de Allende a la presidencia. Este fracaso no impidió que el imperialismo continuara su guerra de agresión oculta con el gobierno legítimo de Salvador Allende hasta el fatídico 11 de septiembre de 1973.
Como homenaje a este hombre ejemplar, único que tuvo la América Latina por su valentía, temple y por querer cambiar a su país con una revolución popular e implantar el socialismo sin disparar un solo tiro y en el marco del derecho y la legalidad burguesa que intentó sustituir, presentamos su discurso que pronunció en la noche del 4/09/1970 cuando ganó las elecciones y ahí mismo proclamó la titánica tarea de construir una nueva sociedad, que la historia denominó “la variante chilena al socialismo”.


LA VICTORIA ALCANZADA POR USTEDES

Discurso de Salvador Allende al ganar las elecciones – 04/09/1970

Con profunda emoción les hablo desde esta tribuna por medio de estos deficientes amplificadores. !Qué significativa es -más que las palabras- la presencia del pueblo de Santiago que, interpretando a la inmensa mayoría de los chilenos, se congrega para reafirmar la victoria que alcanzamos limpiamente el día de hoy, victoria que abre un camino nuevo para la patria, y cuyo principal actor es el pueblo de Chile aquí congregado.
Qué extraordinariamente significativo es que pueda yo dirigirme al pueblo de Chile y al pueblo de Santiago desde la Federación de Estudiantes. Esto posee un valor y un significado muy altos. Nunca un candidato triunfante por la voluntad y el sacrificio del pueblo usó una tribuna que tuviera mayor trascendencia. Porque todos lo sabemos: la juventud de la patria fue vanguardia en esta gran batalla, que no fue la lucha de un hombre, sino la lucha de un pueblo; ella es la victoria de Chile, alcanzada limpiamente esta tarde.

Yo les pido a ustedes que comprendan que soy tan sólo un hombre, con todas las flaquezas y debilidades que tiene un hombre; y si pude soportar -porque cumplía una tarea- la derrota de ayer, hoy sin soberbia y sin espíritu de venganza, acepto este triunfo que nada tiene de personal y que se lo debo a la unidad de los partidos populares, a las fuerzas sociales que han estado junto a nosotros. Se lo debo a radicales, socialistas, comunistas, social demócratas, a gentes del MAPU y del API, y a miles de independientes. Se lo debo al hombre anónimo y sacrificado de la patria; se lo debo a la humilde mujer de nuestra tierra.
Le debo este triunfo al pueblo de Chile, que entrará conmigo a La Moneda el 4 de noviembre.
La victoria alcanzada por ustedes tiene una honda significación nacional. Desde aquí declaro, solemnemente, que respetaré los derechos de todos los chilenos. Pero también declaro, y quiero que lo sepan definitivamente, que al llegar a La Moneda, y siendo el pueblo gobierno, cumpliremos el compromiso histórico que hemos contraído, de convertir en realidad el programa de Unidad Popular.

Lo dije: no tenemos ni podríamos tener ningún propósito pequeño de venganza, tampoco, de ninguna manera, vamos a claudicar, a comerciar el programa de la Unidad Popular, que fue la bandera del primer gobierno auténticamente democrático, popular, nacional y revolucionario de la historia de Chile.

Dije, y debo repetirlo: si la victoria no era fácil, difícil será consolidar nuestro triunfo y construir la nueva sociedad, la nueva convivencia social, la nueva moral y la nueva patria.

Pero yo sé que ustedes, que hicieron que el pueblo sea mañana gobierno, tendrán la responsabilidad histórica de realizar lo que Chile anhela para convertir a nuestra patria en un país señero en el progreso, en la justicia social, en los derechos de cada hombre, de cada mujer, de cada joven de nuestra tierra.

Hemos triunfado para derrotar definitivamente la explotación imperialista, para terminar con los monopolios, para hacer una seria y profunda reforma agraria, para controlar el comercio de importación y exportación, para nacionalizar, en fin, el crédito, pilares todos que harán factible el progreso de Chile, creando el capital social que impulsará nuestro desarrollo.

Por esto, esta noche, que pertenece a la Historia, en este momento de júbilo, yo expreso mi emocionado reconocimiento a los hombres y mujeres, a los militantes de los partidos populares e integrantes de las fuerzas sociales que hicieron posible esta victoria que tiene proyecciones más allá de la fronteras de la propia patria.

Para los que están en la pampa o en la estepa, para los que escuchan en el litoral, para los que laboran en la precordillera, para la simple dueña de casa, para el catedrático universitario, para el joven estudiante, el pequeño comerciante e industrial, para el hombre y la mujer de Chile, para el joven de la tierra nuestra, para todos ellos, el compromiso que yo contraigo ante mi conciencia y ante el pueblo -actor fundamental de esta victoria- es ser auténticamente leal en la tarea común y colectiva. Lo he dicho: mi único anhelo es ser para ustedes el compañero presidente.

Han sido el hombre anónimo y la ignorada mujer de Chile los que han hecho posible este hecho social trascendental. Miles y miles de chilenos sembraron su dolor y su esperanza en esta hora que al pueblo pertenece. Desde otras fronteras, desde otros países, se mira con satisfacción profunda la victoria alcanzada. Chile abre un camino que otros pueblos de América y del mundo podrán seguir. La fuerza vital de la unidad romperá los diques de las dictaduras y abrirá el cauce para que otros pueblos puedan ser libres y puedan construir su propio destino.

Somos lo suficientemente responsables para comprender que cada país y cada nación tienen sus propios problemas, su propia historia y su propia realidad. Frente a esa realidad serán los dirigentes políticos de esos pueblos los que adecuarán la táctica que deberá adoptarse. Nosotros sólo queremos tener las mejores relaciones políticas, culturales, económicas, con todos los países del mundo.

Sólo pedimos que respeten -tendrá que ser así- el derecho del pueblo de Chile de haberse dado el gobierno de la Unidad Popular.

Somos y seremos respetuosos de la autodeterminación y de la no intervención. Ello no significará acallar nuestra adhesión solidaria con los pueblos que luchan por su independencia económica y por dignificar la vida del hombre en los distintos continentes.

Sólo quiero realizar ante la historia el hecho trascendental que ustedes han realizado, derrotando la soberbia del dinero, la presión y la amenaza; la información deformada, la campaña de terror, de la insidia y la maldad. Cuando un pueblo ha sido capaz de esto, será capaz también de comprender que sólo trabajando más y produciendo más podremos hacer que Chile progrese y que el hombre y la mujer de nuestra tierra, la pareja humana, tengan derecho auténtico al trabajo, a la vivienda, a la salud, a la educación, al descanso, a la cultura y a la recreación.

Pondremos toda la fuerza creadora del pueblo en tensión, para hacer posible estas metas humanas que se ha trazado el programa de la Unidad Popular.
Juntos, con el esfuerzo de ustedes, vamos a realizar los cambios que Chile reclama y necesita. Vamos a hacer un gobierno revolucionario.

La revolución no implica destruir, sino construir; no implica arrasar, sino edificar; y el pueblo de Chile está preparado para esta gran tarea en esta hora trascendente de nuestra vida.

Compañeras y compañeros, amigas y amigos:
Cómo hubiera deseado que los medios materiales de comunicación me hubieran permitido hablar más largamente con ustedes, y que cada uno hubiera oído mis palabras, húmedas de emoción, pero al mismo tiempo firmes en la convicción de la gran responsabilidad que todos tenemos y que yo asumo plenamente. Yo les pido que esta manifestación sin precedentes se convierta en la demostración de la conciencia del pueblo.

Ustedes se retirarán a sus casas sin que haya el menor asomo de provocación y sin dejarse provocar.
El pueblo sabe que sus problemas no se solucionan rompiendo vidrios o golpeando un automóvil. Aquellos que dijeron que el día de mañana los disturbios iban a caracterizar nuestra victoria, se encontrarán con la conciencia y responsabilidad de ustedes. Irán a su trabajo mañana o el lunes, alegres y cantando; cantando la victoria tan legítimamente alcanzada, y cantando al futuro. Con las manos callosas del pueblo, las tiernas manos de la mujer y las risas del niño, haremos posible la gran tarea que sólo un pueblo conciente y disciplinado podrá realizar.
América Latina y más allá de la frontera de nuestro pueblo, miran el mañana nuestro.

Yo tengo plena fe en que seremos lo suficientemente fuertes, lo suficientemente serenos y fuertes, para abrir el camino venturoso hacia una vida distinta y mejor; para empezar a caminar por las esperanzadas alamedas del socialismo, que el pueblo de Chile con sus propias manos va a construir.

Reitero mi reconocimiento agradecido a los militantes de la Unidad Popular; a los que integran los partidos Radical, Comunista, Socialista, Social Demócrata, MAPU y API; y a los miles de independientes de izquierda que estuvieron con nosotros. Expreso mi afecto y también mi reconocimiento agradecido a los compañeros dirigentes de esos partidos, que por sobre las fronteras de sus propias colectividades hicieron posible la fortaleza de esa unidad que el pueblo hizo suya. Porque el pueblo la hizo suya ha sido posible la victoria, que es la victoria del pueblo.

El hecho de que estemos esperanzados y felices no significa que vayamos nosotros a descuidar la vigilancia: el pueblo, este fin de semana, tomará por el talle a la patria y bailaremos desde Arica a Magallanes, y desde la cordillera al mar, una gran cueca, como símbolo de la alegría sana de nuestra victoria.

Pero al mismo tiempo, mantendremos nuestros comités de acción popular, en actitud vigilante, en actitud responsable, para estar dispuestos a responder a un llamado -si es necesario- que haga el comando de la Unidad Popular. Llamado para que los comités de empresas, de fábricas, de hospitales, de las juntas de vecinos y en los barrios y en las poblaciones proletarias vayan estudiando los problemas y las soluciones; porque presurosamente tendremos que poner en marcha el país. Yo tengo fe, profunda fe, en la honradez, en la conducta heroica de cada hombre y de cada mujer que hizo posible esta victoria.

Vamos a trabajar más. Vamos a producir más.
Pero trabajaremos más para la familia chilena, para el pueblo y para Chile, con orgullo de chilenos y la convicción de que estamos realizando una grande y maravillosa tarea histórica. Cómo siento en lo íntimo de mi fibra de hombre, cómo siento en las profundidades humanas de mi condición de luchador, lo que cada uno de ustedes me entrega. Esto que hoy germina es una larga jornada. Yo sólo tomo en mis manos la antorcha que encendieron los que antes que nosotros lucharon junto al pueblo y por el pueblo.

Este triunfo debemos tributarlo en homenaje a los que cayeron en las luchas sociales y regaron con su sangre la fértil semilla de la revolución chilena que vamos a realizar.

Quiero, antes de terminar, y es honesto hacerlo así, reconocer que el gobierno entregó las cifras y los datos de acuerdo con los resultados electorales. Quiero reconocer que el jefe de plaza, general Camilo Valenzuela, autorizó este acto multitudinario, con la convicción y la certeza, dadas por mi, de que el pueblo se congregaría, como está aquí, en actitud responsable, sabiendo que ha conquistado el derecho a ser respetado; respetado en su vida y respetado en su victoria; el pueblo que sabe que entrará conmigo a La Moneda el 4 de noviembre de este año.

Quiero destacar que nuestros adversarios de la Democracia Cristiana han reconocido en una declaración la victoria popular. No le vamos a pedir a la derecha que lo haga. No lo necesitamos. No tenemos ningún ánimo pequeño en contra de ella. Pero ella no será capaz jamás de reconocer la grandeza que tiene el pueblo en sus luchas, nacida de su dolor y de su esperanza.

Nunca, como ahora, sentí el calor humano; y nunca, como ahora, la canción nacional tuvo para ustedes y para mí tanto y tan profundo significado. En nuestro discurso lo dijimos: somos los herederos legítimos de los padres de la patria, y juntos haremos la segunda independencia: la independencia económica de Chile.
Ciudadanas y ciudadanos de Santiago, trabajadores de la patria: ustedes y sólo ustedes son los triunfadores. Los partidos populares y las fuerzas sociales han dado esta gran lección, que se proyecta más allá, reitero, de nuestras fronteras materiales.

Les pido que se vayan a sus casas con la alegría sana de la limpia victoria alcanzada. Esta noche, cuando acaricien a sus hijos, cuando busquen el descanso, piensen en el mañana duro que tendremos por delante, cuando tengamos que poner más pasión, más cariño, para hacer cada vez más grande a Chile, y cada vez más justa la vida en nuestra patria.
Gracias, gracias, compañeras. Gracias, gracias, compañeros. Ya lo dije un día:lo mejor que tengo me lo dio mi partido, la unidad de los trabajadores y la unidad popular.
A la lealtad de ustedes, responderé con la lealtad de un gobernante del pueblo; con la lealtad del compañero presidente.




jueves, 27 de agosto de 2015

EE.UU: CINCUENTA HECHOS SOBRE 
LAS ARMAS NUCLEARES (1940-1998)

Por Sergio Daniel Aronas – 27 de agosto de 2015

Hace varios unos años el Instituto Brookings de los Estados Unidos, considerado la Fundación de análisis político o “Think Tank” (tanques pensantes) más importante, influyente y respetable del mundo y que desde hace varios vienen ocupando el primer puesto en el ranking que elabora el Programa de Relaciones Internacionales de la Universidad de Pennsylvania, realizó en 1998 un meduloso, extenso y detallado trabajo titulado “Proyecto de estudio sobre los costos de las armas nucleares de los Estados Unidos” que, al publicarse en los inicios de la era de internet, no tuvo la difusión merecida ni la repercusión en los medios que les llamara la atención. En 1998 gobernaba en la presidencia el demócrata Bill Clinton cuya política exterior entrometió a su país en la guerra de Somalía, en los bombardeos permanentes a Sudán, Afganistán e Irán hasta que en marzo de 1999 dio la orden para intervenir en la guerra civil yugoeslava con el fin de derrocar al presidente serbio Slobodan Milosevic, en una operación para “liberar” la provincia de Kosovo y que terminó en un fracaso estrepitoso.
En ese marco sale a la luz esta publicación, que el instituto Brookings resumen en los cincuenta hechos más relevantes de la historia nuclear del imperialismo estadounidense que nosotros tradujimos pero dejamos en el idioma original la fuente de cada uno de los datos de esta investigación.
Cada una de los cincuenta puntos que se analizan en este resumen, pueden dar lugar a escribir un libro porque la contundencia de los datos son tan formidables que no hay forma de refutarlos y además por ser una historia de cincuenta años tiene mucho para recorrer y analizar.
Estos números puede agruparse en costos referentes al proyecto Manhattan, a la fabricación de misiles y armas nucleares de todo tipo; en números absolutos referidos a la cantidad de bombas atómicas disponibles en agosto de 1945, a la cantidad de cabezas nucleares fabricadas, a la cantidad de laboratorios construidos para investigar los procesos que dieron origen a los armamentos nucleares, a la cantidad de misiles en algunos estados del país, al material radioactivo utilizado; un tercer grupo pueden ser las demandas contra los Estados Unidos por daños y perjuicios ocasionados en los atolones del Pacífico y las reparaciones hechas por ciudadanos estadounidense contra el gobierno de los Estados Unidos por someter a familiares a exposición radiactiva sin saber de qué se trataban esos experimentos; otro grupo puede referirse a las medidas tomadas por el gobierno con el fin de salvar las reservas monetarias y los refugios presidenciales  
Desde 1945, los Estados Unidos ha fabricado y desplegado más de 70.000 armas nucleares en su loca carrera armamentista para dominar el mundo, para prepararse para una guerra nuclear especialmente en los cuatro años que tuvo el monopolio de la bomba atómica con la que diseño varios planes para la destrucción de la Unión Soviética mediante el lanzamiento de miles de bombas nucleares y así borrar del mapa a su enemigo fundamental. El problema para el imperialismo surgió cuando los soviéticos sorprendieron al mundo con su primera detonación en 1949 lo que provocó el inicio de una espiral de desafíos entre ambos países para ver quien tenía el o las armas más agresivas capaces de destruirse varias veces. Se equivocan muchos autores cuando dicen que la política nuclear de los Estados Unidos apuntaba a “disuadir” al bloque soviético y la ausencia de una tercera guerra mundial “confirma que estas armas eran una respuesta prudente y rentable a la incertidumbre y el miedo que rodea ambiciones militares y políticas de la Unión Soviética durante la guerra fría”. Esto es totalmente falso porque jamás los soviéticos desarrollaron planes para la desaparición de los Estados Unidos como éstos sí lo hicieron entre 1946 y 1957, cuando los espíritus militaristas y belicistas del imperialismo no vacilaban en utilizar sus armas atómicas contra objetivos de la Unión Soviética. En otro trabajo publicaremos porque los Estados Unidos nunca empleó el arma nuclear con la URSS.

Ya en 1950, las armas nucleares se consideraron parte integrante de ambas fuerzas armadas pero siempre le correspondió a los Estados Unidos la iniciativa en la creación de nuevos medios de destrucción masiva a los que la Unión Soviética respondía en breve tiempo para mantener una paridad estratégica aproximada.

Desde hace más de sesenta año se ha prestado escasa atención a los enormes costos de este esfuerzo bélico en más de $ 5000 mil millones hasta el año 1998 y sus consecuencias a corto y largo plazo para la nación.

El libro sobre la base de cuatro años de investigación, auditoría Atómica es el primer libro para documentar los costos completos de las armas nucleares, el montaje por primera vez en cualquier parte de los gastos reales y estimados para el programa desde su creación en 1940. Los autores proporcionan una perspectiva única sobre la política nuclear y las armas nucleares, el seguimiento de su desarrollo desde el Proyecto Manhattan de la Segunda Guerra Mundial hasta nuestros días y la evaluación de cada uno de los aspectos del programa, incluyendo la investigación, desarrollo, prueba y producción; despliegue; comando, control, comunicaciones e inteligencia; y medidas defensivas. También examinan los costos de desmantelamiento de armas nucleares, la gestión y la eliminación de grandes cantidades de desechos tóxicos y radiactivos que quedaron de su producción, la indemnización de las personas perjudicadas por las actividades de armas nucleares, el secreto nuclear, y las implicaciones económicas de la disuasión nuclear.

La utilización de documentos y datos del Gobierno de archivo y recién desclasificados, este libro ricamente documentado demuestra cómo una variedad de factores, la naturaleza abierta de la disuasión nuclear, hipótesis erróneas sobre la relación coste-eficacia de las armas nucleares, la tergiversación regular de y reacción exagerada a la “amenaza soviética”, el deseo de mantener la superioridad nuclear, las decisiones burocráticas y, a menudo arbitrarias, la política del barril de cerdo, y excesivo secretismo, todo condujo a la adquisición de un arsenal mucho mayor que lo que se consideren necesarios por muchos líderes civiles y militares contemporáneos. Estos factores también contribuyeron a la supervisión financiera de todo el esfuerzo por el Congreso y el Poder Ejecutivo. Auditoría Atómica concluye con recomendaciones para el fortalecimiento de la rendición de cuentas atómicas y fomentar una mayor comprensión pública de los programas y políticas de armas nucleares.

En otra entrada detallaremos los puntos elaborados por este enorme trabajo. En esta primera parte mostramos los cincuenta hechos y datos que marcaron la historia de las bombas nucleares de los Estados Unidos, el desarrollo atroz de la carrera armamentista y sus resultados.

Los cincuenta hechos en detalle (se mantiene la fuente en idioma original)

1) Costo total del proyecto Manhattan para la construcción de la bomba atómica de los Estados Unidos: U$S 20.000.000.000
SOURCES: Richard G. Hewlett and Oscar E. Anderson, Jr., The New World: A History of the United States Atomic Energy Commission, Volume 1, 1939/1946 (Oak Ridge, Tennessee: U.S. AEC Technical Information Center, 1972), pp. 723-724; Condensed AEC Annual Financial Report, FY 1953 (in Fifteenth Semiannual Report of the Atomic Energy Commission, January 1954, p. 73)

2) Número total de misiles nucleares construidos entre 1951 hasta 2005: 67.500

3) Costo estimado para la construcción de más de 1.000 ICBM desde rampas de lanzamiento y silos: 1957-1964: casi U$S 14.000.000.000

Maj. C.D. Hargreaves, U.S. Army Corps of Engineers Ballistic Missile Construction Office (CEBMCO), "Introduction to the CEBMCO Historical Report and History of the Command Section, 
Pre-CEBMCO Thru December 1962," p. 8; U.S. Army Corps of Engineers Ballistic Missile Construction Office, "U.S. Air Force ICBM Construction Program," undated chart (circa 1965)

4) Número total de bombarderos nucleares construidas desde 1951: 4.680

U.S. Nuclear Weapons Cost Study Project

5) Máximo número de cabezas nucleares y bombas guardadas en los arsenales desde 1945 y 1996: 32.193 (1966)

Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project

6) Número total de tipos de cabezas nucleares 1945-1990: mares de 70.000 (65 tipos)

U.S. Department of Energy; Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project

7) Número actual de cabezas en los arsenales (2002): 10.600 (7.982 despelegdas, 2.700 guardados en los arsenales como reserva y cobertura)
Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project
8) Número de cabezas nucleares requeridas por el Ejército en 1956 and 1957: 151.000

History of the Custody and Deployment of Nuclear Weapons, July 1945 Through September 1977, Prepared by the Office of the Assistant Secretary of Defense (Atomic Energy), February 1978, p. 50 (formerly Top Secret)

9) Proyecciones estratégicas operaciones de las ojivas y bombas nucleares de los Estados Unidos después de la plena entrada del Tratado para la Reducción de los Armamentos Estratégicos en 2012: 1.700-2.200

U.S. Department of Defense; Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project

10) Cabezas nucleares adicionales estratégicas y no estratégicas sin limitación por el tratado que los militares de los Estados Unidos quieren conservar como cobertura en un futuro contra amenazas imprevistas: 4.900

U..S. Department of Defense; Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project

11) Las bombas nucleares más grandes y más pequeñas aun desplegadas de los siguientes tipos B17/B24 (~42.000 lbs., 10-15 megatones); W54 (51 lbs., 0.01 kilotones, 0.02 kilotons-1 kilotones)

Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project

12) Número máximo de minas de uranio domésticas operativas (1955): 925

Nineteenth Semiannual Report of the Atomic Energy Commission, January 1956, p. 31

13) Material fisible producido: 104 toneladas métricas de plutonio and 994 toneladas méetricas de uranio altamente enriquecid.

U.S. Department of Energy

14) Cantidad de plutonio que aun est’an en las armas: 43 toneladas métricas

Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project

15) Number of thermometers which could be filled with mercury used to produce lithium-6 at the Oak Ridge Reservation: 11 billion

U.S. Department of Energy

16) Número de pozos de plutonio desmantelados en la Planta Pantex en Amarillo, Texas: 12.067 (hasta Mayo 6, 1999)

U.S. Department of Energy

17) Estados con el mayor número de armas nucleares en 1999: Nueva Mexico (2.450), Georgia (2.000), Washington (1.685), Nevada (1.350), and Dakota del Norte (1.140)
William M. Arkin, Robert S. Norris, and Joshua Handler, Taking Stock: Worldwide Nuclear Deployments 1998 (Washington, D.C.: Natural Resources Defense Council, March 1998)

nucleares de los Estados uniods: 15.654 millas cuadradas

U.S. Nuclear Weapons Cost Study Project

19) Área total del distrito de Columbia, Massachusetts y Nueva Jersey que ocupan las armas nucleares: 15.357 square miles

Rand McNally Road Atlas and Travel Guide, 1992

20). Honorarios pagaron por el Departamento de energía para luchar contra demandas de los trabajadores y los ciudadanos privados relativas a la producción de armas nucleares y pruebas de actividades, desde octubre de 1990 hasta marzo de 1995: 97.000.000

U.S. Department of Energy

21) Dinero pagado por el Departamento de estado a Japón después de las series de pruebas “Bravo” de 1954: $15.300.000

Barton C. Hacker, Elements of Controversy: The Atomic Energy Commission and Radiation Safety in Nuclear Weapons Testing, 1947 -1974, University of California Press, 1994, p. 158

22) Dinero y compensaciones no monetarias pagadas por los Estados Unidos a las Islas Marshall desde 1956 para reparar los daños causados por los test nucleares: por lo menos  $759.000.000

U.S. Nuclear Weapons Cost Study Project

23) Dinero pagado a los ciudadanos de los Estados Unidos que estuvieron sometidos a la esposición radiactiva por el Acta de Compesaciones de 1990 (hasta el 13 de enero de 1998): Aproximadamente $225.000.000 (donde 6.336 reclamos fueron aprobados y otros 3.156 fueron rechazados)

U.S. Department of Justice, Torts Branch, Civil Division

24) Total cost of the Aircraft Nuclear Propulsion (ANP) program, 1946-1961: $7.000.000.000

"Aircraft Nuclear Propulsion Program," Report of the Joint Committee on Atomic Energy, September 1959, pp. 11-12

25) Número total aviones a propulsion nuclear y hangars constridos para aviones: 0 and 1

Ibid; "American Portrait: ANP," WFAA-TV (Dallas), 1993. Between July 1955 and March 1957, a specially modified B-36 bomber made 47 flights with a three megawatt air-cooled operational test reactor (the reactor, however, did not power the plane).

26) Número de instalaciones secretas construidas para emergencia presidencial para uso durante y después de una Guerra nuclear: más de 75.

Bill Gulley with Mary Ellen Reese, Breaking Cover, Simon and Schuster, 1980, pp. 34- 36

27) Almacenamiento de dólares hasta 1988 por la Reserva Federal en las instalaciones de Mount Pony para uso después de una Guerra nuclear: más de $2.000.000.000 de dólares
Edward Zuckerman, The Day After World War III, The Viking Press, 1984, pp. 287-88

28) Monto de toneladas de plata usada en las plantas de Oak Ridge, TN, Y-12 para las bobinas de imanes eléctricos: 14.700

Vincent C. Jones, Manhattan: The Army and the Bomb, U.S. Army Center for Military History, 1985, pp. 66-7

29) Número total de test de armas nucleares realizados por los Estados Unidos entre 1945 y 1992: 1.030 (de los cuales 1.125 fueron dispositivos nucleares detonados y 24 fueron test adicionales juntos con Gran Bretaña)

U.S. Department of Energy

30) Primer y ultimo test nuclear:  Julio 16 de 1945 ("Trinity")  y Septiembre 23 de 1992 ("Divider")

U.S. Department of Energy

31) Monto estimado del gasto de los ensayos nucleares entre el 1º de octubre de 1992 y el 1º de octubre de 1995: $1.200.000.000 (0 tests)
U.S. Nuclear Weapons Cost Study Project

32) Costo de la Operación Crossroads para la detonación de las bombas atomicas "Able" y  "Baker" en el atolón Bikini en julio de 1946: $1.300.000.000 de dólares

Weisgall, Operation Crossroads, pp. 294, 371

33) La más grande explosion nuclear de los Estados Unidos: 15 Megatones/01/03/1954 ("Bravo")
U.S. Department of Energy

34) Número de islas vaporizadas en el atolón Enewetak el 1º de noviembre de 1952 por la explosión de la bomba de hidrógeno "Mike": 1

Chuck Hansen, U.S. Nuclear Weapons: The Secret History, Orion Books, 1988, pp. 58-59, 95

35) Número de pruebas nucleares en el Pacífico: 106
Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project

36) Número de pruebas nucleares por los Estados Unidos en Nevada: 911

Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project

37) Número de pruebas de armas nucleares in Alaska: [3], Colorado [2], Mississippi (2) and New México (3): 10

Natural Resources Defense Council, Nuclear Weapons Databook Project

38) Operaciones naval con reactors a propulsion nuclear vs. operaciones commercials con reactores convencionales (para 1999): 129 vs. 108

Adm. Bruce DeMars, Deputy Assistant Director for Naval Reactors, U.S. Navy; Nuclear Regulatory Commission

39) Número de misiles nucleares para ataque (SSN) y misiles balísticos lanzados desde le (SSBN) submarinos (2002): 53 SSNs y 18 SSBNs

Adm. Bruce DeMars, Deputy Assistant Director for Naval Reactors, U.S. Navy

40) Número de alto nivel de radiactivdad perdida en tanques en los estados de Washington, Idaho y Carolina del Sur: 239

U.S. Department of Energy

41) Volumen en metros cúbicos de radioactividad gastada y/o utilizada en la fabricación de las armas 
nucleares: 104.000.000

U.S. Department of Energy; Institute for Energy and Environmental Research

42) Número de objetivos elegidos por los Estados Unidos para usar sus armas en el Plan Únic Integrado de Operaciones (Single Integrated Operational Plan (SIOP) en 1976, 1986, y 1995: 25.000 
(1976), 16.000 (1986) and 2.500 (1995)

Bruce Blair, Senior Fellow, The Brookings Institution

43) Costo del accidente nuclear ocurrido el 17 de enero de 1966 en Palomares (España) incluyendo la pérdida de dos aviones, la extensa búsqueda y esfuerzos por recuperarlos y la eliminación de los residuos y desechos en los Estados Unidos junto con las demandas por reclamaciones: $182.000.000

Joint Committee on Atomic Energy Interoffice Memorandum, February 15, 1968; Center for Defense Information

44) Número de bombas nucleares perdidas or los Estados Unidos en accidentesy que nunca fueron recuperadas: 11

U.S. Department of Defense; Center for Defense Information; Greenpeace; "Lost Bombs," Atwood-Keeney Productions, Inc., 1997

45) Númrto de empleados federales del Departamento de Energía (in 1996): 18.608
U.S. Department of Energy, Office of Worker and Community Transition

46) Número de empleados contratatos por el Departamento de Energía (en 1996): 109.242
U.S. Department of Energy, Office of Worker and Community Transition

47) Número mínimo de páginas estimadas que se declasificaron que estaban en posesión del Departamento de Energí (1995): 280 millones.

A Review of the Department of Energy Classification Policy and Practice, Committee on Declassification of Information for the Department of Energy Environmental Remediation and Related Programs, National Research Council, 1995, pp. 7-8, 68.

48) Gastos comparados 1965 vs 1993 en misiles balísticos para la defensa: $2.00.000.000 vs. $2.600.00.000

U.S. Nuclear Weapons Cost Study Project

49) Costo promedio por cabeza nuclear e función de la ayuda de los Estados Unidos a Kazajstán para desmantelar 104 SS-18 ICBMs llevado a cabo entre más 1.000 cabezas nucleares: $70.000

U.S. Nuclear Weapons Cost Study Project; Arms Control Association

50) Gasto estimado en 1998 referido las armas nucleares y aquellas relacionadas en todo los programas de los Estados Unidos: $35.100.000.000

U.S. Nuclear Weapons Cost Study Project

http://www.brookings.edu/about/projects/archive/nucweapons/50

lunes, 24 de agosto de 2015

ALEXIS TSIPRAS RENUNCIA EN GRECIA

Por Sergio Daniel Aronas – 25 de agosto de 2015

Finalmente Alexis Tsipras, quien se creyó ser el Fidel de Grecia o el Che del Peloponeso del siglo XXI, terminó su espantoso gobierno presentando su renuncia al cargo de Primer Ministro, poniendo fin a siete meses de una historia de traiciones pocas veces vista. El KKE, al que nadie le presta atención, siempre tuvo razón que Syriza iba a pactar con la troika y la OTAN. Gracias a este pacto de rendición firmado en julio pasado, Alemania embolsó unos 110 mil millones de euros sin mover un solo dedo. ¡Qué maravillas hace el mercado!. ¿Van a ir a la fiesta de despedida los que festejaron alborozadamente su triunfo de enero? En medio del desastre, abandona el barco y el pueblo como siempre paga los platos rotos.

Este abrupto desenlace no puede sorprender a las fuerzas revolucionarias dentro y fuera de Grecia que venían criticando con dureza la rendición incondicional de la Coalición de Izquierda Radical, que como muchas veces dijimos en este blog, no era ni de izquierda, ni radical, ni mucho menos marxista, como pretendieron denominarse. Es una burla total al pueblo griego que confió en esta fuerza para sacarlos de la crisis, que prometió terminar con los programas de ajustes y de austeridad, que iban a aplicar impuestos progresivos a las grandes fortunas, que no iban a reconocer la deuda firmada por los partidos de la derecha que gobernaron el país durante los últimos 35 años y que llevaron a la nación a este estado catastrófico de crisis.

Como muy bien informa la página web de noticia de Telesurtv, la renuncia del Primer Ministro se da en un contexto donde se aprobaron el programa de reformas que pedía la banca acreedora, que traducido al lenguaje común y corriente no es más que un violento plan de ajuste que implica la venta de 1.200 islas para pagar la deuda externa. Vender territorio por deuda no es nada nuevo puesto que la historia argentina registra este tipo de medidas como fue en su momento en el siglo XIX durante la segunda gobernación de Juan Manuel de Rosas, se evaluó seriamente entregar las Islas Malvinas a cambio de pagar la deuda con la Baring Brothers Británica. Telesurtiv informar detalladamente lo siguiente:

“Pese a esto, el Parlamento griego dio el visto bueno al acuerdo en julio y el pasado miércoles 11 de agosto, tras una sesión plenaria, aprobó con 222 votos a favor, 64 en contra y un total de 11 abstenciones, el proyecto de ley titulado "La ratificación del proyecto de acuerdo relativo a la ayuda financiera por parte del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEEF) y medidas para ponerlo en práctica", que contempla alrededor de 40 reformas aplicadas al país heleno.

Así lo hizo también el Eurogrupo, este viernes 14 de agosto, cuando avalaron el tercer “rescate”. Al respecto, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, dijo en un comunicado que "los seis últimos meses fueron difíciles. Pusieron a prueba la paciencia de los políticos que deciden y todavía más la de nuestros ciudadanos. Juntos hemos estado al borde del precipicio". (Ver el informe en la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/news/Tsipras-renuncia-y-convoca-a-elecciones-anticipadas-en-recia-20150713-0029.html

Muchos hablan que en Grecia gobernaba solamente Syriza. No es así. En Grecia gobernaba una estrafalaria coalición entre el partido del renunciante Tsipras en alianza con el partido de derecha nacionalista ANEL con el cual se repartieron los diferente cargos en la conducción de los ministerios del gabinete. La trayectoria política de Tsipras al frente del gobierno de Grecia lo comenzó con un fuerte discurso de izquierda y terminó rindiéndose a la plataforma neoliberal de los fascistas del mercado que están llevando al país a la bancarrota y firmó su acta de rendición incondicional con un paquete de ajuste demencial que no se condice con su programa político, con su ideología y especialmente con las propuestas electorales que lo llevaron a la victoria el 25 de enero de 2015.

Su renuncia ha provocado un cataclismo en el seno de Syriza cuya imagen en el pueblo está profundamente desacreditada porque no se le puede mentir de esa manera tan flagrante de borrar con el codo lo que se escribe con la mano y un millones de trabajadores que le dieron su apoyo confiando en ese programa de cambios. Han arruinado un capital político enorme y mucho más grande es el daño que le han hecho a la izquierda en general y a la griega en particular, aunque los pueblos saben quien es quien en política, quien está de su lado, quien traiciona y quien se convierte en verdugo y enemigo del pueblo.
Aun así existen personas que lo defienden como el señor Rafael Hernández Bolívar para quien Alexis Tsipras fue víctima de las circunstancias y lo dice de esta manera:

“La transparencia en las negociaciones, el sentido de responsabilidad de los dirigentes y la incuestionable fe en el pueblo han sido valores que caracterizan la acción política de Syriza y de Alexis Tsipras, su máximo líder. En otras palabras, valores de la democracia como orientación en una crisis económica y política de terribles efectos para la sociedad griega.
Transparencia para informar al pueblo de manera oportuna de las dificultades que confronta y de las consecuencias que implica la toma de decisiones en un sentido o en otro. Sentido de responsabilidad expresado en resoluciones que obedecen al nivel de conciencia y de compromiso de la gente y no a las expectativas y las exigencias de los dirigentes. Fe en el pueblo para decidir en los asuntos clave sometidos a su consideración; para presentarse en las elecciones de enero de este año y obtener el apoyo que le hizo mayoría; para someter a un referendo la decisión de negociar con la troika en términos de denuncia y exigencia -no de resignación silenciosa- y, una vez más, fe en el pueblo para que juzgue si la acción de Syriza está en consonancia con las luchas del pueblo griego por su soberanía y la democracia.
Los griegos han demostrado con su respaldo el aprecio que tienen por esos valores. Sólo así se comprende cómo Alexis Tsipras y Syriza tienen hoy mayor apoyo que cuando ganaron las elecciones de enero, aún firmando un acuerdo leonino, infame y humillante como el que obligaron a firmar los alemanes. En las elecciones de septiembre, aun siendo otro el primer ministro, el pueblo griego sabrá escoger nuevos caminos para su liberación, su soberanía y su democracia. Esta lucha no se detiene.”
 (Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=202451

En la última parte de su artículo, Hernández Bolívar defiende lo actuado por Tsipras por haber acudido al pueblo y felicita a Syriza por su “incuestionable fe en el pueblo”. ¿De dónde sacó eso? Si el plebiscito convocado donde el pueblo rechazó el plan de ajuste, Tsipras y su partido hizo todo lo contrario. ¿De qué fe habla? Y de la responsabilidad es para cumplir el programa de gobierno y no para arrojarlo al canasto de la basura y tomar como propio el programa de los enemigos a los que se deben combatir.

Cuando habla de “transparencia” comete otro error imperdonable porque el voto del pueblo fue claro y contundente para luchar y enfrentar a la troika pero Syriza tiró la toalla y firmó el pacto de rendición capitulando vergonzosamente. El pueblo griego es un pueblo combativo, aguerrido y que resistió y derrotó al fascismo alemán expulsando a los invasores de su país en cuatro años de guerra heroica y gloriosa. Ese pasado no lo va enterrar Syriza ni la banca acreedora ni la OTAN ni ninguna fuerza imperialista que hoy pretende tomar a Grecia por asalto y convertirla en un protectorado de la Unión Europea. El pueblo tiene aprecio por los valores de la soberanía, la patria, el honor y el respeto a las tradiciones que Tsipras y Syriza traicionaron.

En septiembre puede suceder el resultado menos esperado. De nuestra parte deseamos el fortalecimiento del Partido Comunista Griego, único partido que habló con total claridad al pueblo que Syriza iba a claudicar, iba a pactar con los imperialistas e imponer el plan de ajuste antiobrero y antipopular. Quien no lo crea, lo invitamos a que lean las declaraciones de los dirigentes del Partido Comunista en todo el período desde octubre de 2014 hasta julio de 2015 donde explicar las razones por las que no los apoyaban ni siquiera como aliados en una hipotética coalición de gobierno.

Para la memoria de los lectores entregamos la Plataforma Electoral de Syriza así pueden tener una idea precisa de lo que prometieron y lo que verdaderamente hicieron-

PROGRAMA DE SYRIZA

1. Realizar una auditoría sobre la deuda pública. Renegociar su devolución y suspender los pagos hasta que se haya recuperado la economía y vuelva el crecimiento y el empleo.

2. Exigir a la UE un cambio en el papel del BCE para que financie directamente a los Estados y a los programas de inversión pública.

3. Subir el impuesto de la renta al 75% para todos los ingresos por encima del medio millón de euros anuales.

4. Cambiar la ley electoral para que la representación parlamentaria sea verdaderamente proporcional.

5. Subir el impuesto de sociedades para las grandes empresas al menos hasta la media europea.

6. Adoptar un impuesto a las transacciones financieras y también un impuesto especial para los productos de lujo.

7. Prohibir los derivados financieros especulativos, como los swaps y los CDS.

8. Abolir los privilegios fiscales de los que disfruta la iglesia y los armadores de barcos.

9. Combatir el secreto bancario y la evasión de capitales al extranjero.

10. Rebajar drásticamente el gasto militar.

11. Subir el salario mínimo hasta su nivel  previo a las recortes (751 euros brutos
mensuales).

12. Utilizar los edificios del Gobierno, la banca y la iglesia para alojar a las personas sin hogar.

13. Poner en marcha comedores en los colegios públicos para ofrecer desayuno y almuerzo gratuito a los niños.

14. Ofrecer sanidad pública gratuita para las personas desempleadas, sin hogar o sin ingresos suficientes.
15. Ayudas de hasta el 30% de sus ingresos para las familias que no pueden afrontar sus hipotecas.

16. Subir las prestaciones de desempleo para los parados. Aumentar la protección social
para las familias monoparentales, los anci
anos, los discapacitados y los hogares sin
ingresos.
17. Rebajas fiscales para los productos de primera necesidad.
18. Nacionalización de los bancos.
19. Nacionalizar las antiguas empresas públicas de sectores estratégicos para el
crecimiento del país (ferrocarrile
s, aeropuertos, correos, agua...).
20. Apostar por las energías renovables y por la protección del medio ambiente.

21. Igualdad salarial para hombres y mujeres.

22. Limitar el encadenamiento de contratos temporales y apostar por los contratos indefinidos.

23. Ampliar la protección laboral y salarial de los trabajadores a tiempo parciales.

24. Recuperar los convenios colectivos.

25. Aumentar las inspecciones de trabajo y los requisitos laborales para empresas que  accedan a concursos públicos.

26. Reformar la constitución para garantizar la separación iglesia-Estado y la protección del derecho a la educación, la salud y la protección del medio ambiente.

27. Someter a referéndum vinculante los tratados euro peos y otros acuerdos de importancia.  

28. Abolición de todos los privilegios de los parlamentarios. Eliminar la especial protección legal de los ministros y permitir a los tribunales ordinarios procesar a los miembros del gobierno.

29. Desmilitarizar la guardia costera y disolver las fuerzas especiales antidisturbios. Prohibir la presencia de policías encubiertos o con armas de fuego en las manifestaciones y mítines. Cambiar los planes de estudio de los policías para poner énfasis en los temas sociales, como la inmigración, las drogas o la exclusión social.

30. Garantizar los derechos humanos en los centros de detención de inmigrantes.

31. Facilitar a los inmigrantes la reagrupación familiar. Permitir que los inmigrantes, incluso los indocumentados, tengan acceso pleno a la sanidad y la educación.

32. Despenalizar el consumo de drogas, combatiendo solo el tráfico. Aumentar los fondos para los centros de desintoxicación.

33. Regular el derecho a la objeción deconciencia en el servicio militar.

34. Aumentar los fondos para la sanidad pública hasta los niveles del resto de la UE (la media europea es del 6% del PIB y Grecia gasta el 3%).

35. Eliminar el copago en los servicios sanitarios.

36. Nacionalizar los hospitales privatizados. Eliminar toda participación privada en el sistema público de salud.

37. Retirada de las tropas griegas de Afganistán y los Balcanes: ningún soldado fuera de las fronteras de Grecia.

38. Romper los acuerdos de cooperación militar con Israel. Apoyar la creación de un estado Palestino dentro de las fronteras de 1967.

39. Negociar un acuerdo estable con Turquía.

40. Cerrar todas las bases extranjeras en Grecia y salir de la OTAN.